• No será posible reabrir las ventanillas para la recepción de nuevas solicitudes del Bono de Vivienda, en el corto plazo.

Redacción-El Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI) teme por cientos de familias que están a la espera de una vivienda y que no se les podrá entregar si se recorta el presupuesto.

El Banco advierte que en el Presupuesto Ordinario de la República para el 2022, que se discute en la Asamblea Legislativa bajo el expediente 22.671, se presenta un fuerte recorte para los recursos del Bono Familiar de Vivienda, el cual es del 25% de los fondos que le corresponden por ley a este programa social del Estado.

Dagoberto Hidalgo Cortés, Gerente General del BANHVI, explicó que, de aprobarse la reducción de los fondos propuesta por el Ministerio de Hacienda en el proyecto de Presupuesto Ordinario de la República para el 2021, el país enfrentará los siguientes cinco efectos inmediatos:

  • 2.583 familias de escasos recursos no podrán acceder a una casa digna.
  • Se dejarán de construir unos 109.750 metros cuadrados de construcción.
  • Se dejaría de generar unos 9.800 empleos entre directos e indirectos.
  • Se pone en riesgo la continuidad del programa de financiamiento de vivienda para familias de ingresos medios.
  • No será posible reabrir las ventanillas para la recepción de nuevas solicitudes del Bono de Vivienda.

El Gerente General del BANHVI enfatizó en que los recursos del Bono de Vivienda no son de gasto corriente, por lo cual no se entiende su disminución en el actual momento de contracción de la economía, en particular sobre el sector construcción.

“En este caso concreto, la reducción de las transferencias de capital para la inversión en infraestructura social de vivienda representa un recorte del 25% de la suma correspondiente por Ley al Banco Hipotecario. Estos recursos son para inversión en infraestructura social; por lo tanto, una reducción tendría un impacto negativo y directo en la reactivación económica”, explicó.

Según Hidalgo, en la coyuntura actual que vive el país de contracción económica, la gestión del BANHVI es parte de la solución y no parte del problema.

“Para enfrentar y salir de la difícil situación económica actual se requiere incentivar la reactivación económica y lograr uno de los principales objetivos: la generación de empleo”, añadió.

En esa línea –agregó– “debe considerarse que más del 90% de estos recursos, dirigidos a la actividad de la construcción, se utilizan en el pago de bienes y servicios; actividades que no solo representan altos niveles de encadenamiento productivo, sino que emplean un alto porcentaje de personal operativo y de bajos niveles de ingresos, quienes pasarían a agravar la situación del desempleo al contraerse aún más la actividad económica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí