Redacción.   El candidato por el Partido Liberal Progresista, Eli Feinzaig, manifestó que es necesario cerrar la Refinadora Costarricense del Petróleo, debido a que solo la convención colectiva  le cuesta ¢46 mil millones al país.

La propuesta del PLP+ contempla abrir el monopolio de combustibles en el país, cerrando Recope y conservando su infraestructura, incluyendo el muelle y los tanques de almacenamiento, de forma que los importadores puedan desembarcar su producto y elegir a dónde enviarlo a través del poliducto. 

Feinzaig reprochó que Recope tiene 12 años de no refinar, y a pesar de ello mantiene su estructura operativa intacta, lo que agrega costos innecesarios al precio de los combustibles. 

“Es momento de tomar decisiones importantes respecto a las instituciones del Estado. Recope incluye en las tarifas de los combustibles el costo de su planilla de refinación, a pesar de que ya no refina. Por ende, los costarricenses pagamos dos veces el costo de refinación, ya que en las tarifas se incluye el costo por importar el producto refinado”, denunció Eli Feinzaig.  

La propuesta incluye mantener una pequeña oficina administrativa que manejará el poliducto, con unas 30 o 40 personas. A los importadores se les cobrará por el uso del muelle y del poliducto (un peaje para mantener infraestructura). 

“Este elefante blanco, la refinadora que no refina, debe desaparecer en un gobierno del PLP+. Es el colmo que los costarricenses tengamos que pagar por mantener una institución que no cumple la función para la cual fue creada, y, tras de todo golpea constantemente el bolsillo de los conductores” agregó Feinzaig.  

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí