Redacción.   Los industriales le solicitaron a los diputados que aprueben el proyecto de generación distribuida.

Con esta ley, se empodera a los consumidores a gestionar su factura eléctrica, autogenerando parte de la electricidad que requieren a precio competitivo.

De esa manera, se contaría con herramientas jurídicamente claras que permiten disminuir el monto de la factura eléctrica del sector productivo y así, se propiciarían aumentos en los niveles de producción y la generación de empleo.

“Las tarifas eléctricas no competitivas representan un duro golpe para la industria, ante esto, las empresas han reaccionado mediante prácticas de eficiencia energética y aplicando nuevas tecnologías, siendo la generación distribuida una alternativa para disminuir la factura mediante el autoconsumo de electricidad y para contar con nuevas tecnologías para el almacenamiento” explicó Enrique Egloff presidente de la CICR.

Para Egloff, el efecto final de esta ley en el sector productivo sería una mejora en la capacidad de las empresas para mantenerse en el mercado y continuar generando empleo.

El ICE se creó para que fuese motor de la economía de Costa Rica, no para frenar el desarrollo del país.

“Oponerse a cualquier iniciativa de cambio y mejora de competitividad en el sector eléctrico, no es un camino que promueva la eficiencia y el aprovechamiento de las nuevas tecnologías y alternativas energéticas. El país no puede quedarse rezagado y no es de recibo limitar a las empresas y personas que deseen aportar con la generación para auto-consumo y gestionar la reducción en el costo de la electricidad que requieren.” indicó Egloff. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí