• OIJ no tiene los recursos necesarios para atender los casos

Redacción – Los animales de Costa Rica continúan desprotegidos por la falta de recursos económicos y técnicos de la Ley de Bienestar Animal firmada con bombos y platillos el 11 de junio de 2017.

El sector veterinario del país considera urgentes las medidas necesarias a aplicar para erradicar la problemática de maltrato, negligencia y abandono animal.

«Agradecemos que exista la normativa, pero sin dinero y recursos técnicos para su aplicación, el texto jurídico se convierte en buenas intenciones que no ayudan al real bienestar de los animales tanto de compañía, producción y exóticos o silvestres», indicó la presidenta del Colegio de Médicos Veterinarios, Silvia Coto Mora.

La ley 18.298 elevó a grado de delito penal la crueldad hacia los animales de diferentes tipos, como por ejemplo el daño que comprometa la vida, la realización de actos sexuales con animales, pero no brinda contenido económico al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para esclarecer posibles violaciones a la ley.

«Ciertamente han pasado casi cinco años desde el momento en que el expresidente Luis Guillermo Solís Rivera firmó la ley, pero hoy en medio de una pandemia global que agravó la condición económica de las finanzas públicas lo que realmente importa es el dinero para dotar al OIJ de recursos como médicos veterinarios forenses, por ejemplo», resaltó Coto.

En enero de 2020, el director del OIJ; Walter Espinoza, admitió que no son eficientes para hacer cumplir la Ley de Bienestar Animal porque no cuentan con los suficientes recursos.

Tal y como lo reveló AMPrensa.com en noviembre de 2019, el OIJ ha tenido que pedir ayuda a veterinarios privados para atender los más de 200 casos que se dieron ese año.


LEA TAMBIÉN: Ley contra maltrato animal: promesa cumplida que nunca dio resultados positivos


Incluso, en casos donde hay muerte animal, se debe proceder con el protocolo del levantamiento del cuerpo, el mismo que tiene el OIJ para los cuerpos humanos.

Además, en algunas ocasiones deben realizar autopsias en animales -correctamente llamadas necropsias-, las cuales son realizadas por un experto veterinario.

Por su parte, el Colegio de Veterinarios hace un llamado a los costarricenses para que denuncien todos los actos contra la ley ante el Ministerio Público o el OIJ y ante el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

El OIJ atiende casos que corresponden a crueldad animal, ya sea muerte o maltrato, mientras que Senasa ve los relacionados a negligencia ya abandono animal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí