• La variante fue detectada por primera vez en Sudáfrica
  • Varias naciones han impuesto severas restricciones sobre este país y otros en el sur de África

Redacción-Ómicron, la última variante de SARS-CoV-2 en ser detectada en Sudáfrica y la más mutada hasta la fecha , es el foco de atención de autoridades sanitarias, gobiernos y población a nivel global.

Preocupa que, por ser tan diferente a la versión original identificada por primera vez en Wuhan, China, sea más contagiosa, letal o burle el efecto de vacunas y tratamientos.

Una de las razones por las que ómicron ha generado tanta preocupación es que presenta más de treinta mutaciones en la proteína Spike, a diferencia de las 11-13 que tienen las variantes previas. Estas variaciones en su envoltura podrían significar que la nueva variante infecta con mayor facilidad a las células humanas y por lo tanto podría ser más transmisible.


LEA TAMBIÉN: Costa Rica no cerrará fronteras ante variante Ómicron


¿Qué se conoce?

  1. Es la variante más mutada hasta la fecha

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha definido como «variante de preocupación», la categoría del listado conocido de SARS-CoV-2 en que también se encuentran alpha, beta, gamma y delta.

A ella pertenecen las variantes del virus que se transmiten con más facilidad, que son más virulentas o disminuyen la eficacia de las medidas de protección o de las vacunas y tratamientos disponibles.

En total tiene más de 50 mutaciones, más que la delta, que hoy domina en el mundo.

  1. Está más extendida de lo que se pensaba

La variante fue detectada por primera vez en Sudáfrica, lo cual no implica que surgiera allá.

Es uno de los países del continente que cuenta con mayor capacidad técnica para la detección de variantes.

Varias naciones han impuesto severas restricciones sobre este país y otros en el sur de África.

  1. La necesidad de altas tasas de vacunación

Los científicos lo han advertido desde el principio: no dominaremos al virus si el mundo entero no marcha a la par en la carrera por la vacunación.

Hay mucha desigualdad en cuanto a las tasas de inmunización y los países africanos están a la cola, muy lejos de los países con más recursos.

Según Our World in Data, solo un 10% del total de población de África ha recibido al menos una dosis.

En Europa, Estados Unidos y Canadá, incluso en América Latina, este porcentaje supera el 60%.

Para hablar de niveles razonables de inmunidad, señalan los expertos, más de un 80% de la población mundial debe recibir la pauta completa.

Las vacunas han demostrado proteger no solo contra los cuadros más graves de la enfermedad, sino también tener un impacto importante en ralentizar la transmisión del patógeno.

¿Cómo afecta ómicron a los vacunados?

«Sus síntomas eran diferentes y más leves de los que había tratado antes», aseguró la doctora sudafricana Angelique Coetzee, al observar síntomas distintos a los habituales en sus pacientes.

Además, confirma que una veintena de sus pacientes dieron positivo en COVID con síntomas de ómicron. No obstante, la mayoría eran hombres sanos con un único síntoma en común: una fatiga generalizada.

Los jóvenes presentaban intensa fatiga e incluso el pulso acelerado en el caso de una niña de seis años. Sin embargo, ninguno de ellos perdió el olfato ni el gusto, los cuales son síntomas frecuentes en la cepa original del coronavirus y en algunas de sus variantes. Esto fue lo que alertó a la doctora de que podían estar ante una nueva cepa. Fuente BBC Mundo