• Autoridades habrían hallado indicios de carácter balístico en el sitio
  • Nueva incursión en la zona es realizada por un grupo interdisciplinario 

Redacción- Una nueva incursión por parte de las autoridades se dio este jueves en la finca donde sucedió la masacre de Buenos Aires, en Puntarenas.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial realizan labores de búsqueda y recolección de pruebas en el sitio, que pertenecía a una de las víctimas.

«El 17 de octubre del 2021 ocurrió un homicidio múltiple en el sector de Llano Bonito de Buenos Aires, esta circunstancia ha determinado la necesidad de realizar varias diligencias de investigación vinculadas con la necesidad de obtener elementos de prueba que nos permitan esclarecer el hecho», informó el director del OIJ, Wálter Espinoza.

Durante dichas labores no solo participan agentes judiciales, sino que también hay un grupo interdisciplinario compuesto por la Fuerza Pública, zapadores, Policía de Fronteras y expertos en homicidios.

En el sitio donde trabajan las autoridades, se habría dado el hallazgo de algunos indicios de carácter balísticos que deberán ser sometidos a comparación para obtener datos relacionados con las armas de fuego usadas en la masacre.

Según informó Espinoza, se espera que la diligencia sume información de valor a la investigación y otras labores que se han realizado en torno al caso.

La masacre

Los hechos ocurrieron el pasado 17 de octubre de 2021 en una finca en Buenos Aires de Puntarenas, la cual era propiedad de un estadounidense que falleció en el hecho.

Además del extranjero, otras cinco personas más fueron asesinadas de múltiples disparos. Algunas de ellas fueron calcinadas.

De acuerdo con el informe judicial, los seis fallecidos fueron encontrados en una zona solitaria a unos 3 o 4 kilómetros de la vía pública.

Según el OIJ, en el lugar se encontraron tres vehículos 4×4 y un tractor cerca de los fallecidos.

De hecho, el cuerpo de un hombre fue hallado calcinado en el cajón de un pick up incendiado que había en el lugar.

A un lado de ese pick up fue encontrado otro hombre, que al igual que el anterior fue calcinado.

Igualmente, frente a ese mismo vehículo, se hizo el hallazgo de los cuerpos de las dos mujeres fallecidas con impactos de bala en la cabeza.

En una especie de callejón, a unos 100 metros del lugar, se encontró el cuerpo de otro hombre, también asesinado a tiros.

El primero de los fallecidos en ser identificados fue el estadounidense, quien se apellidaba Sandusky y tenía 41 años.

Otros tres de los fallecidos son miembros de una familia. Ellos fueron identificados como un hombre de apellidos Quesada Cascante, de 44 años; su esposa Villarevia Rivera, de 41 años; y su hijo Quesada Villarevia, de 20 años.

Las dos personas fallecidas restantes son un hombre y una mujer de apellidos Zúñiga Rodríguez, de 40 años; y Borbón Muñoz, de 28 años.

De acuerdo con el informe preliminar de las autoridades sobre los hechos, todo apunta a que se trate de un asesinato múltiple para cometer un robo.

Según precisaron, en la vivienda se encontraron varios signos de registro, una ventana quebrada y varios artículos que al parecer iban a ser sustraídos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí