Foto: Prensa Escorpiones.
  • Acosta jugó 55 minutos en su debut 

Redacción – Kevin Andrés Acosta, hijo del respetado ex-jugador Johnny Acosta debutó en la segunda categoría con la camiseta de Escorpiones de Belén en busca de seguir los pasos hechos por su padre, que hizo una magnifica carrera.

Bien dice el dicho: «Hijo de tigre, sale pintado», ya que Kevin también se desempeña como defensor central, posición que aprendió a la perfección por su papá.

A sus 19 años y con el 25 en su camiseta, el también zaguero disputó su primer encuentro en segunda, gracias a la confianza dada por el timonel de Escorpiones, Andrés Arias, que lo alineó en la formación estelar para enfrentar al Uruguay de Coronado.

Su ficha pertenece a Escorpiones y es uno de los jóvenes con proyección del club belemita, donde cuenta con gimnasio y demás comodidades, que potencian al defensor nacido en 2003 a crecer, que asegura que su compañero Jameson Scott le ha ayudado.

Sin ningún tipo de temor, Acosta le dio mucha seguridad a la defensa de Escorpiones, donde se vio al joven sacar a relucir su buena salida con balón dominado, buen juego aéreo para defender y garra de sobra para marcar a los rivales.

El joven hijo del dos veces mundialista con La Sele jugó un total de 55 minutos, donde realizó una buena labor, ya que a pesar de ser su debut no se le vio nervioso y más bien sacó a relucir que tiene las condiciones para destacar en segunda.

Incluso, Kevin recibió una tarjeta amarilla al minuto 52. Este juego nunca lo va olvidar, ya que fue su bautizo a nivel profesional y por eso espera buscará seguir gozando de minutos en el campeonato de la categoría de plata.


Lea también: Junior Díaz potenciará «cachorros» del León con su nuevo rol en la cantera manuda


Desde la banca, Acosta terminó de ver el encuentro que deparó un empate de 1-1 de Uruguay de Coronado ante Escorpiones de Belén en el Estadio El Labrador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí