Redacción – Un Policía de Tránsito de apellido Ledezma Cuberto fue sentenciado a dos años de cárcel y seis meses de inhabilitación de cargos públicos, luego de cometer el delito de concusión, según la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA).

Dicha instancia otorgó el beneficio de ejecución condicional de la pena por tres años, por lo que, durante ese tiempo, el imputado no podrá cometer ningún delito doloso. De lo contrario, dicho beneficio será revocado y esta persona deberá cumplir la sentencia en prisión.

Los hechos ocurrieron el 06 de octubre del 2012, en el sector de Santa Ana, cuando la víctima iba conduciendo su carro. Según el despacho, esta habría realizado una maniobra no permitida por la Ley de Tránsito, por lo que Ledezma, quien se encontraba laborando como oficial de Tránsito, le pidió detener su vehículo.

Según la prueba aportada, el acusado le indicó al ofendido que la infracción correspondía a una multa de ₡270.000, sin embargo, le dijo que podían arreglar con ₡100.000. La FAPTA estableció que, tras la conversación, el imputado indujo a la víctima a entregar el dinero que portaba, el cual correspondía a la suma de ₡4.000.

El representante fiscal demostró que, tras recibir el dinero, el oficial entregó al conductor una boleta en blanco y le permitió marcharse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí