• Estamos frente a un disco novedoso, refrescante y motivador

Esta producción del inquieto Jose Cañas la percibo inscrita en las corrientes aventureras del denominado Nuevo Folklore Mundial, un término que por estos patios costarricenses apenas empieza a asomar.

Lo primero que debemos comprender es que la música de raíz folclórica sobrevive a los estereotipos a pesar de la existencia de una cultura tradicional oficial. Es lo que llamo cultura souvenir, que tiene un propósito muy específico y que, por lo general, lo logra con muy buenos resultados.

La cultura souvenir es, ciertamente, repetitiva y mantiene una serie de apreciaciones y valores redundantes en lo más específico de una cultura determinada. La música no escapa a ello. Lo más simple es reproducir lo que ya existe, lo complicado es proponer algo nuevo sin perder la esencia.

En “Bendita Tierra” esa es la novedad. Escuchamos acentos sonoros que forman parte de nuestra memoria musical pero que vienen a provocar una nueva actitud de vida en la tierra que es la misma pero que ya no es igual.

Ningún tico puede escapar a la influencia de los acordes de canciones como Luna Liberiana, Pampa, He Guardado o Caña Dulce, por citar algunas. Sin embargo, ninguno de nosotros está anclado a una sola época, nuestra vida es tan cambiante como las circunstancias históricas que la rodean. Pues con la música de raíz folclórica sucede lo mismo.

Las nuevas generaciones tienen oídos para nuevas formas de expresión sonora. Es aquí donde las producciones del Nuevo Folclore Mundial llenan esas expectativas. En Irlanda, en países africanos, en países orientales, en Argentina, Chile y Uruguay, en países nórdicos, la música folclórica vive ese refrescamiento conceptual e insisto, sin perder la esencia del punto de origen.

En Costa Rica ya existen algunas propuestas y esta de Jose Cañas se abre camino con luz propia. Es decir, se trata de una producción que por su impecable hechura, producción y ejecución tendrá que ser motivadora para nuevas y actuales generaciones de artistas de la música.

En este disco vamos a encontrar los sellos sonoros de nuestra propia identidad mezclados con gran acierto con las notas de géneros musicales tan diversos como el jazz, el pop, la nueva canción, la música inspiracional e incluso salsa.

Jose Cañas, por otro lado, obtiene niveles de interpretación de nueva factura con respecto a sus anteriores trabajos. Su madurez se percibe en los registros vocales que desarrolla y que, por cierto, se amplifican desde un punto de vista emocional cuando se involucran las voces del coro de niños participantes.

Es meritoria, absolutamente, la participación de Raniero Palm; el artífice de esta obra musical como productor y arreglista. Hombre de gran trayectoria, nominado 12 veces al Grammy y ganador de él en cinco oportunidades. Mucha experiencia, mucho olfato y,sobre todo, mucho buen gusto.

Inicié este comentario diciendo que “estamos frente a un disco novedoso, refrescante y motivador” pues ahora agrego  que además es IMPECABLE.

Dandole click acá puede escuchar en Spotify el disco Bendita Tierra

Alberto Zuñiga                                                                                                       Crítico de música popular

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí