• El joven fue obligado a cambiarse de casa y de colegio, así como otras medidas
  • Ahora se debe fijar una audiencia para determinar si el caso irá a juicio

Redacción- El menor de 16 años, sospechoso de agredir a una compañera de colegio en un bus, no quedará en detención provisional.

A él, en una audiencia llevada a cabo esta tarde, se le dictaron medidas cautelares alternas a la prisión preventiva.

La Fiscalía Penal Juvenil de San Carlos acusó al joven por el delito de abuso sexual y la contravención de lesiones levísimas.

Ahora, según determinó el Juzgado Penal Juvenil, deberá cumplir con una serie de medidas cautelares para mantenerse apegado al caso.

Estas deberán ser las medidas que debe acatar:

  • Cambiar de domicilio. Mientras se ubica un nuevo hogar, vivirá en un albergue del PANI.
  • También tendrá que reubicarse en otro centro educativo e informarlo a la autoridad judicial
  • Prohibición para amenazar, contactar o acercarse a la víctima

De acuerdo con el proceso especial, el Juzgado debe fijar una audiencia inicial en la que se definirá si eventualmente el caso se conoce en un juicio.

Este caso salió a la luz este pasado lunes, cuando el video de las agresiones se viralizó en redes sociales.

Las imágenes muestran como el menor patea, escupe, jala el pelo, le pone el trasero en la cara y humilla de palabra a la joven en un autobús de estudiantes del Liceo La Palmera, de San Carlos.

Finalmente, agentes judiciales detuvieron al menor la madrugada de este martes y lo pusieron a disposición del Ministerio Público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí