• Otros criminales también recibieron penas impresionantes de cientos a de años

Redacción- Un tribunal de justicia en El Salvador ha dictado severas sentencias de prisión para miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), marcando un hito en la lucha contra el crimen organizado en el país centroamericano.

La Fiscalía General de la República informó el lunes que los procesados fueron condenados por una serie de delitos cometidos entre 2018 y 2019.

Ángel Geovany Guzmán González, identificado como uno de los principales líderes de la estructura criminal, recibió una condena impresionante de 1.420 años de prisión.

Guzmán fue encontrado culpable de siete homicidios, 37 extorsiones agravadas y 25 casos de conspiración para asesinato, incluyendo planes para atacar a nueve militares.

Otro integrante destacado, Hugo Alexander Arqueta Bonilla, fue sentenciado a 764 años de cárcel por homicidio agravado, organizaciones terroristas, extorsión agravada y otros delitos graves.

Carlos Eduardo Díaz Rodríguez recibió una pena de 567 años por homicidio agravado, extorsión agravada, organizaciones terroristas y otros cargos similares.

Ana Ruth Segovia Merino fue condenada a 148 años de prisión por homicidio agravado, extorsión agravada y participación en organizaciones terroristas.

Según la investigación fiscal, los 48 miembros de la MS-13 estaban bajo órdenes de asesinar a policías y militares.

Las extorsiones, por otro lado, tenían como blanco a transportistas y comerciantes de los mercados de la ciudad de San Miguel, donde exigían pagos bajo amenaza de muerte.

El Ministerio Público detalló que una de las víctimas fue obligada a entregar $10,000 en una sola entrega para financiar la defensa legal de pandilleros detenidos.

Desde marzo de 2022, El Salvador está bajo un estado de excepción impuesto por el presidente Nayib Bukele como parte de su estrategia de mano dura contra las pandillas, lo que ha generado críticas por parte de organismos de derechos humanos debido a la suspensión de derechos fundamentales como el de asociación, asistencia legal y conocer las razones de detención.

El gobierno reporta que más de 85,000 personas han sido capturadas, aunque muchas permanecen en prisión sin sentencia. Además, han liberado a más de 7,000 detenidos por falta de pruebas.

En 2012, Estados Unidos designó a la Mara Salvatrucha como una organización criminal internacional. Tres años después, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador la catalogó como organización terrorista, junto con la pandilla Barrio 18.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí