Familia cubana con bebé de 8 meses implora paso por Costa Rica

Denuncian que gobierno pasa africanos pero no a ellos

Redacción – Solo 24 horas para pasar por Costa Rica y seguir su camino a Estados Unidos, es lo que pide una familia cubana que lleva meses intentando que el gobierno los deje pasar para seguir su camino.

Lo peor de todo, es que es una familia de 14 cubanos, de los cuales, cuatro son niños, entre ellos un bebé de tan solo 8 meses.

Odalys Valderrama, una de las cubanas, implora al gobierno costarricense que los dejen pasar y consideró lamentable las condiciones en que se han encontrado desde el jueves anterior. Y es que fueron detenidos por la Fuerza Pública de Buenos Aires de Puntarenas, pues intentaron por cuarta vez ingresar al país.

Según contó a AMPrensa.com, los encerraron en un salón y solo les dieron arroz y frijoles, a pesar de evidentemente el bebé no puede comer esa comida. Pasaron frío y llevan varios días sin poder bañarse.

“El trato ha sido malísimo. A mi hija le iban a poner las esposas solo porque quería salir a la calle para que el bebé viera un poco. Nos  tuvieron todo el día en la calle ayer, los niños sin comida, recibiendo sol, esperando una evaluación de una psicóloga”, dijo Valderrama.

La familia cubana es parte de un grupo de isleños que el gobierno de Panamá autorizó dejar pasar hace varios meses; sin embargo, una complicación de salud del bebé impidió que siguieran su camino a Estados Unidos.

Entre tanto, la familia tuvo que dividirse y el papá del bebé está en Estados Unidos, mientras que ellos en el limbo, pues aparentemente los van a deportar a Cuba, tal y como lo indicó el gobierno costarricense hace varios días con las medidas anunciadas contra los migrantes irregulares.

“Mi objetivo no es quedarme en Costa Rica, yo solo quiero pasar con mi familia para llegar a Estados Unidos. Para los cubanos no hay nada, solo para los extracontinentales. No ven que tenemos un bebé que puede enfermarse con tan malas condiciones. Que nos den 24 horas, solo eso pido para llegar a Nicaragua”, dijo Valderrama.

La familia estuvo detenida la noche de este viernes en la delegación policial de Buenos Aires y este sábado fueron enviados a Paso Canoas para devolverlos Panamá.


Publicidad

.