Joven de 16 años fue la primera víctima después de ley que prohibe relaciones impropias

Ley establece penas de hasta tres años para el hombre que asesinó a la joven

Imagen con fines ilustrativos.

Redacción- El pasado 13 de enero enero, el gobierno publicó la ley que castiga las relaciones entre adultos y menores de edad.

Esta nueva normativa establece una serie de sanciones, entre ellas prisión, para aquellos hombres o mujeres que convivan con parejas mejores de edad.

Este domingo, una joven de 16 murió tras recibir una serie de heridas propiciadas en apariencia con un cuchillo empleado por su pareja, un hombre de 41 años quien luego se quitó la vida; esto quiere decir, que el hombre debería estar preso, pues se trataba de una jovencita mayor de 15 pero menor a los 18 años y su pareja, era siete años mayor que ella, por lo tanto, debía purgar entre dos y tres años de cárcel.

El diputado de la Unidad Socialcristiana, Gerardo Vargas -uno de los impulsores de la ley-, lamentó el hecho pero aseguró que faltan también generar conciencia a nivel cultural más allá de una ley para evitar crímenes como el de este domingo.

“Ninguna ley evita tragedias; a pesar de la legislación, los casos se dan. Quisiéramos que la ley tuviera efectos inmediatos. Evidentemente debe haber control y cumplimiento de las autoridades, además de crear esa consciencia a nivel cultural para que la gente respete. El cumplimiento depende de todos, el gobierno y la sociedad civil”, mencionó el legislador.

Según la legislación que castiga las relaciones impropias, quien mantenga relaciones sexuales con una persona menor de edad, siempre que no constituya delito de violación, puede recibir las siguientes sanciones:

  • Con pena de prisión de 3 a 6 años cuando la víctima sea mayor de 13 y menor de 15 años, y el autor sea 5 o más años mayor.
  • Con pena de prisión de 2 a 3 años cuando la víctima sea mayor de 15 y menor de 18 años, y el autor sea 7 o más años mayor.
  • Con pena de prisión de 4 a 10 años, siempre que el autor tenga en relación con la víctima la condición de ascendiente, tío, tía, hermano o hermana, primo o prima por consanguinidad o afinidad, sea tutor o guardador o se encuentre en una posición de confianza o autoridad con respecto de la víctima o su familia, medie o no relación de parentesco.
  • Relaciones con menores de 13 años se consideran violación, según el Código Procesal Penal.

AMPrensa.com intentó conocer una posición del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), acerca de este caso y sobre las medidas que está tomando la institución para evitar las relaciones entre adultos y menores, sin embargo, tras varias llamadas a la jerarca, Ana Teresa León, no se obtuvo respuesta.

El caso de este domingo ocurrido en Pococí enciende las alertas, pues denota un aumento en los casos de agresiones en contra de las mujeres.


Publicidad

.