¿Por qué cuesta tanto pedir perdón?

Por José Romero Guevara

Coach de vida y laboral


Dice Randy Pausch en su libro “Mi última lección” que cuándo se comete un error es importante saber disculparse. Dice Randy que una buena disculpa tiene tres partes: “Lo siento”, “fue mi responsabilidad”, “¿Cómo le hago para corregirlo”.

En esta última parte fallamos o se falla casi siempre, la gente tiende a expresar sus disculpas sin embargo difícilmente solicita información para lograr resolver o atenuar las consecuencias del error cometido.

En el tema de las relaciones interpersonales Stephen Covey (Creador del libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”),  nos enseña mediante una metáfora que el dar y recibir son esenciales para desarrollar una relación de confianza mutua.

La metáfora está relacionada con las cuentas bancarias que utilizamos permanentemente, es decir lograremos prosperidad económica si ahorramos de tal forma que si necesitamos realizar un retiro no quedaremos en bancarrota.

Las relaciones entre las personas poseen una “cuenta bancaria emocional” expresa Covey. Si realizamos acciones positivas para la otra persona entonces lograremos niveles de confianza que produzcan lo que llaman una relación efectiva, saludable y constructiva. En caso de que exista “retiros” (acciones negativas para la otra personal) muy periódicos esa confianza se puede ir debilitando de tal forma que en algún momento la cuenta bancaria quede en rojo y no existan fondos para mantenerla.

¿Qué podemos hacer para recuperar y mejorar nuestras relaciones?

  1. Sepamos pedir disculpas y solicitamos información para corregir el problema y corregirlo.

  2. Busquemos depositar a la cuenta bancaria emocional de nuestras relaciones, aprendiendo a escuchar ¿que significa un depósito para esa persona, que acciones o gestos la otra persona considera son depósitos?

  3. Existen retiros que no son perdonables (como por ejemplo una infidelidad, una estafa, violencia extrema), así que tengamos la inteligencia emocional para admitir que aunque todo es perdonable no necesariamente implica que se pueda continuar con la relación.

Para contactar al autor del artículo: jromero@focusmanagercr.com


Publicidad

.