Saprissa sufre de más para sacar un empate ante un aguerrido Limón

Venegas salvó al Monstruo con un gol en el último suspiro

Foto: Óscar Méndez.
  • La llegada del Monstruo le dejó grandes ganancias económicas a Limón

Estadio Juan Gobán- El Saprissa sufrió de más para sacar un empate de 1-1 en el estadio Juan Gobán, que vio un gran juego a lo largo de los 90 minutos.

La llegada del Monstruo le dejó buenas ganancias en la parte económica a los caribeños, que vieron como el estadio Juan Gobán Quirós lució un lleno espectacular y un ambiente inmejorable en sus graderías.

Los dueños de casa salieron inspirados y desde los primeros instantes le dieron dolores de cabeza al Monstruo, que no gana en suelo limonense desde julio del 2016.

La Tromba controló a los morados y con jugadas organizadas empezaron a tocar la puerta de Aarón Cruz, que vio como Jemarck Hernández sacó un potente remate de larga distancia que se fue apenas desviado al minuto 6.

Tres minutos más tarde, Jossimar Pemberton se inventó una gran acción individual, llegó al área morada y sacó un remate que pasó rozando el vertical del marco morado.

El ímpetu caribeño tuvo su recompensa en 17 minutos, gracias a una gran acción colectiva de Jossimar Pemberton y Alexander Espinoza, que demostró porque es el capitán limonense.

Pemberton dejó en ridículo a la zaga morada, llegó al área rival y sacó un gran pase a los pies de Espinoza, que remató a placer y mandó el balón al fondo de las redes para poner el 1-0 a favor de la Tromba del Caribe.

Foto: Óscar Méndez.

La anotación de los verdiblancos hizo explotar en gritos de júbilo a toda la afición limonense presente en el estadio, que no cabía de la felicidad por el gran papel de su club.

Los morados no se quedaron de brazos cruzados y al 25, Aubrey David estuvo a nada de concretar un gol de película, luego de un gran centro de Randall Leal para el trinitario, que empalmó el balón con un taconazo que fue a dar al vertical.

La acción llenó de confianza al Monstruo y al minuto 33, volvieron a tocar la puerta de Dexter Lewis con un remate de larga distancia de Randall Leal, que vio como el arquero limonense se lució con una espectacular intervención.

En la recta final de la etapa inicial, Limón controló las jugadas más peligrosas y se fue al descanso con marcador de 1-0 a su favor, gracias a la solitaria anotación de Alexander Espinoza.

Las altas temperaturas y la humedad hicieron necesario el minuto de hidratación en los dos tiempos.

En la etapa complementaria, el Monstruo salió con todo en busca de empatae el juego pero chocaron con los defensores Jemarck Hernández y Johnny Gordon, que lucieron bastante atentos ante los ataques morados.

Paté empezó a mover sus fichas sacó a Suhander Zúñiga e hizo ingresar a Marvin Angulo en 63 minutos. La llegada del número 10 morado le dio un nuevo aire al Monstruo, que se vio mejor en la cancha.


LEA TAMBIÉN: Jonathan Moya: “La principal fortaleza de La Liga es la unión de grupo”


Angulo empezó a tocar más el balón y con su gran visión, los morados llevaron mucho peligro al Marco limonense, que estaba muy bien resguardado por Dexter Lewis.

Conforme pasaban los minutos, la anotación conseguida por Alexander Espinoza se hacía enorme. Los morados buscaron por todos lados y al minuto 92, Johan Venegas puso cifras de 1-1 con una sutil definición.


Publicidad

.