• Expertos sugieren tener un espacio donde se pueda expresar el dolor

Redacción – Frustración, impotencia, sensación de abandono y soledad son sentimientos que invaden a quienes perdieron un familiar o amigo por la pandemia.

Se trata de un tipo de duelo para el que nadie está preparado, en especial porque no se puede despedir al que fallece por COVID-19.

Las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) han indicado que un familiar de la persona que fallezca a causa del virus tendrá  solo 15 minutos para despedirse antes de ser enterrado.

Dicha medida obedece a que la comunidad científica carece de estudios concluyentes para determinar que el riesgo real del nivel del contagio de los cuerpos sin vida.

Los expertos recomiendan darse un espacio para asimilar la situación y expresar el dolor y el enojo que puedan sentir en su interior.

“Es claro que la sensación de impotencia que se experimenta  nos genera incluso   molestia, enojo, desesperación y angustia, ansiedad  y es más evidente en un escenario de pandemia mundial”, señala Sarita Álvarez, psicóloga.

Álvarez aconseja tener un espacio donde los dolientes puedan desahogar tanto dolor, ya sea solos o buscar grupos de apoyo.

Asimilar la noticia

Mantener la calma tras la muerte es posible siempre y cuando se vaya asimilando la evolución de la enfermedad objetivamente. Es decir, sin subestimar los síntomas y como va afectando el organismo del paciente.

Karina Picado, psicóloga, ofrece los siguientes consejos para que el desenlace sea menos doloroso:

  1. Aprende a manejar la ansiedad incluso desde que el paciente es diagnosticado. Por ejemplo, puedes poner un horario (tiempos) para llamar por teléfono y saber de su condición, ya sea en el hospital o en su casa.
  2. Dialoga con el enfermo siempre con lenguaje positivo, señalando los avances o las medidas preventivas o correctivas que hay que hacer para que mejore o alguien más no se infecte.
  3. Controla las emociones, pero no las reprima. Es importante expresar lo que sientes haciendo actividades proactivas para botar el dolor, la tristeza, la ansiedad. Para ello, imagina que la tristeza o la preocupación es una bola de masa que está en el vientre. Luego toma aire (inhalación) y  lo exhalas fuertemente por la boca  y le ordenas irse.
  1. Establece como prioridad la seguridad afectiva: expresar cariño, dar y recibir amor en forma consciente y relajada.
  2. Combate la depresión mediante el ejercicio físico y técnicas de relajación. Además, mejoran la concentración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí