Redacción – Rick Slayman, un hombre de 62 años, falleció un mes después de recibir un trasplante de riñón de cerdo modificado genéticamente, lo que fue considerado como algo histórico a nivel médico.

Slayman recibió el riñón en el Hospital General de Massachusetts en marzo, tras habérsele diagnosticado una enfermedad renal terminal el año pasado. El hospital subrayó que no hay indicios de que su muerte fuera consecuencia del trasplante.

«El Sr. Slayman será visto para siempre como un faro de esperanza para innumerables pacientes de trasplantes en todo el mundo y estamos profundamente agradecidos por su confianza y voluntad de avanzar en el campo de los xenotrasplantes», dijo el Hospital de Massachusetts en un comunicado.

Antes del trasplante de Slayman, solo se habían realizado dos trasplantes con órganos porcinos, ambos de corazón, por razones humanitarias. Ambos pacientes fallecieron semanas después de recibir los corazones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí