Redacción – Ante las lluvias de las últimas semanas, el Volcán Poás ha disminuido su expulsión de ceniza y gases.

Según los expertos, el macizo continúa emanando azufre, pero ha ido disminuyendo su intensidad.

Además, la Laguna ha ido recuperando su caudal y se espera que continúe así por las próximas semanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí