Los cuerpos de emergencia se preparan para atender los fenómenos

Redacción – El presidente de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE), Alexander Solís, hizo un llamado de prevención por la posible llegada de dos ondas tropicales al territorio nacional esta semana.

Esta invitación alerta se dirige especialmente  a las comunidades afectadas por el impacto de las fuertes lluvias de la semana anterior.

De acuerdo con el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), la onda 40 arribará la noche de este miércoles y la 41, el fin de semana.

Onda tropical #40 ingresará al país esta noche.Actualmente la onda tropical más próxima al país se localiza sobre…

Posted by Instituto Meteorológico Nacional Costa Rica on Wednesday, October 10, 2018

Estas afectarían principalmente al Pacífico Central y Sur y el Valle Central. Ambos fenómenos son típicos de la época lluviosa del mes de octubre.

En ese contexto, el jerarca de la CNE insistió en la importancia de mantenerse alerta pues aún hay suelos saturados y lugares como Guanacaste que se encuentran anegados.

“Hay zonas afectadas que fueron impactadas por las pasadas lluvias, los pobladores deben estar prevenidos, vigilantes y atentos a las instrucciones de los Comités Locales de Emergencia”, señaló.

Alertas roja y amarilla

 En alerta roja se mantienen los distritos de Cóbano, Lepanto y Paquera pertenecientes al cantón central de Puntarenas.

Por su parte, los cantones de La Cruz, Santa Cruz, Nicoya, Nandayure en Guanacaste y los distritos de Barranca, El Roble y Pitahaya en Puntarenas continúan en alerta amarilla.

Solís informó que estas alertas se mantendrán hasta que se verifique el control por completo de las zonas, donde hay sitios afectados aún por el crecimiento en el caudal de los ríos y la saturación de los terrenos.

 En 24 horas solo se ha cerrado un albergue. Según la última actualización brindada por la institución, se mantienen 512 personas en 12 albergues.

“En Paquera y Jicaral y otros sectores hay hogares muy dañados por lo que el retorno de las familias a sus casas no será posible por el momento”, apuntó Solís.

Colaboración de instituciones

Precisamente, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) ingresó a la zona peninsular para el levantamiento de los datos de las familias afectadas y proceder con las ayudas temporales.

Para este miércoles, el Ministerio de Vivienda estaría entrando para medir puntualmente los grados de las infraestructuras dañadas y determinar las acciones a implementar.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ha empezado ya en la evaluación de los daños, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) trabaja en la rehabilitación de los servicios eléctricos y de telecomunicaciones y el AyA mantiene el apoyo a las Asadas para determinar las afectaciones y en distribución de agua potable.

Solís explicó también que las instituciones se han organizado para determinar si los recursos para la reparación de estos saldrán del presupuesto ordinario o si será necesario hacer uso de los decretos de emergencia.

“Para el jueves ya teníamos prevenidas las comunidades y albergues habilitados, esto posiblemente marcó la diferencia en que no tengamos más víctimas mortales”, concluyó.