Mujeres de comunidades indígenas ahora son emprendedoras y agricultoras

Redacción – De trabajar en sus casas, pasaron a ensuciarse las manos en los suelos que las convierten ahora en microempresarias. Esa es la historia de 12 mujeres de las comunidades Chirripó y del Área Regional Chorotega. Ellas iniciaron el programa de “Mujeres Semilla Gestoras de Vida”, cuyo objetivo es generar el desarrollo de capacidades y habilidades para la implementación de prácticas agroecológicas.

Este proyecto forma parte de las iniciativas del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) y el Instituto Nacional de Apredizaje (INA).

Luego de tres meses de recibir clases teóricas y prácticas en el Centro Nacional Especializado en Agricultura Orgánica, ubicado en La Chinchilla de San Rafael de Oreamuno en Cartago y convivir en casas aledañas al Centro, estas mujeres contarán con las herramientas para el desarrollo de proyectos productivos amigables con el ambiente.

Ejemplos de crecimiento personal y social

Un ejemplo es el caso de Maday Céspedes Morales, proveniente de la comunidad Ñari Ñack del territorio indígena Cabécar, en Grano de Oro de Chirripó. Ella culminó con éxito el programa y actualmente cursa el técnico en agricultura orgánica.

Uno de los requisitos del programa, es la estadía permanente de lunes a viernes de las participantes en el centro; ellas no cuentan con las condiciones y los recursos económicos para viajar todos los fines de semana a visitar a sus familias.

Ella visita a sus hijos de 8, 6 y 2 años cada mes en la casa de sus padres, lugar donde debió trasladarlos para el cuido y cercanía, pues su casa se ubica a cuatro horas caminando desde la parada del bus, cruzando el Río Chirripó en cable.

Céspedes afirma que lo más difícil es no ver a sus hijos todo el tiempo, pero que sabe que esto ayudará a su familia y a la representación femenina de su comunidad.

“Yo terminé el colegio y me salió esta oportunidad, la cual decidí aprovechar al máximo, la experiencia ha sido maravillosa y los conocimientos adquiridos de gran provecho. Tomé la decisión de continuar con el técnico consciente de que no iba a ser fácil, pero como mujer y madre me quiero superar, pese al gran sacrificio de no ver a mis hijos” manifestó Maday.

Proyecto interinstitucional

“Mujeres Semillas Gestoras de Vida” es un proyecto interinstitucional dirigido a mujeres especialmente de zonas rurales e indígenas, quienes recibirán los títulos de Abonos Orgánicos, Producción de Cultivos Orgánicos, Cultivo Hierbas Aromáticas y Medicinales, Agricultura Orgánica y Formulación y Evaluación de Proyectos Agropecuarios, al culminar el proceso.

Además, reciben el título de “Fortalecimiento personal y colectivo del Programa Avanzamos Mujeres” del INAMU.

El IMAS les otorga a estas mujeres un subsidio de ¢400 mil colones para cubrir sus gastos personales, hospedaje, transporte, alimentación y aporte al hogar durante el trimestre en que realizan la capacitación y se encuentran lejos de sus familias.

Al finalizar, cada egresada puede presentar un proyecto al IMAS, para el otorgamiento de un subsidio a través de una Idea Productiva, para el financiamiento de materiales e insumos requeridos para consolidar los proyectos agroecoproductivos en las comunidades.

Céspedes ya se encuentra trabajado en su proyecto de construcción de un invernadero para transferir lo aprendido en su comunidad y enseñarles a los niños, jóvenes y personas adultas mayores.

Estas nuevas estudiantes se suman a 17 mujeres más que se graduaron del programa en junio del 2018.