Estos fallos técnicos en Costa Rica no enojaron a Luis Miguel

Concierto duró más de dos horas

Fotografía de Luis Miguel durante el concierto en Costa Rica
  • Pantallas estaban defectuosas

Redacción – El cantante mexicano Luis Miguel se encargó de dar todo un espectáculo en Costa Rica y esta vez no se enojó con la producción a pesar de las fallas que hubo.

El equipo de AMPrensa.com tuvo la oportunidad de observar de cerca al artista y todo el show desde el palco de prensa. Ahí, se notaba la pésima calidad de las pantallas, pues perdían la señal de la imagen de las cámaras que retrataban a Luis Miguel.

En varias (muchas) ocasiones, las pequeñas pantallas se ponían de diferentes colores o en verde. Incluso, algunas veces se apagaban por completo. El Sol de México no podía notar estos fallos porque no tenía visibilidad a estas pantallas.

Por otro lado, algunos asistentes comentan que, desde la parte de la gramilla, algunos parlantes perdían el sonido, pero eso no evitó que “Micky” entonara notas complicadas con su espectacular voz.


LEA TAMBIÉN: (Audio) Esto le dijo Luis Miguel a Claudia Dobles durante encuentro


La productora One no logró solucionar los problemas y eso es lo que muchos reprochan: el alto costo de las entradas para una mala producción.

Incluso, algunos espectadores se quejaron de la falta de capacitación del personal que trabajó anoche, pues muchos no pudieron entrar al estadio a la primera dado que los funcionarios no los ubicaban bien.

Por parte de Luis Miguel y su equipo, los músicos dieron todo un espectáculo y él también, excepto cuando se iba del escenario por varios minutos entre cada bloque de canciones. También, algunas las cantaba “a medias” porque dejaba que el publico cantara y él permanecía callado.

En lo positivo, la distribución de localidades fue muy ordenado y cada quien tenía su asiento. Además, Luis Miguel no tuvo motivos de peso para enojarse con la logística, lo que quiere decir que todo marchó muy bien.

Los camerinos de las bailarinas también se veían sumamente trabajados y dedicados para ellas. La producción se tomó el tiempo de cumplir con las peticiones de Luis Miguel para su tiempo de espectáculo en el Estadio Nacional.

Todos estos problemas pasaron a segundo plano desde la perspectiva de los asistentes, pues la mayoría salió muy complacido del concierto. “Micky” se portó a la altura con su público e incluso, afuera del estadio, se bajó del carro para despedirse.

 

 

 


Publicidad

.