Cazadores abandonan sacos con kilos de carne de chancho de monte en Corcovado

Tras ser descubiertos por guardaparques

  • Sospechosos lograron huir, pero fueron identificados 
  • También dejaron botada un arma

Redacción- Como parte del operativo especial de Semana Santa, funcionarios de la Reserva Forestal Golfo Dulce, del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), realizaron una gira de montaña en el Parque Nacional Corcovado con el objetivo de prevenir acciones de cacería de chanchos de monte (Tayassu pecari).

Al atardecer del segundo día del recorrido de montaña, estando dentro del Parque Nacional  Corcovado, a unas siete horas de caminata desde la comunidad indígena de Alto Laguna (Drake de Osa), se detectaron a tres cazadores furtivos, quienes al verse sorprendidos por los Guardaparques se dieron a la fuga.

Las difíciles condiciones del terreno facilitaron la huida de los cazadores, quienes en su desesperado intento por no ser detenidos, dejaron tirada una carabina y cuatro “bambadores” (mochilas rústicas, hechas con sacos), uno de ellos contenía ropa y artículos personales y los otros tres contenían 32 kilos de carne seca al humo de chancho de monte y 2 kilos de carne fresca de pavón (Craxrubra) limpia (desplumada, sin cabeza, vísceras, ni patas).

“El objetivo principal de los operativos de montaña que seguiremos realizando en el Parque Nacional Corcovado y en la Reserva Forestal Golfo Dulce, es enviar un mensaje a la comunidad en general, en el sentido de queremos evitar la cacería, pero que seremos enérgicos y firmes con aquellas personas que no respetan las leyes y siguen atentando contra la sobrevivencia de especies amenazadas como los chanchos de monte”, indicó Vinicio Cordero, director a.i. del Área de Conservación Osa.

Por la cantidad de carne decomisada y por el perfil de los cazadores, se presume que esta no  iba a ser utilizada para auto consumo, se considera que iba ser comercializada para alguna celebración especial o un pedido específico.

A pesar de que no se logró detener a las personas, estas fueron debidamente identificadaspor los Guardaparques, ya que son vecinos de la zona, y uno de ellos es reconocido por ser un cazador recurrente en el Parque Nacional Corcovado; esta información se estará pasando a la Fiscalía de Osa, para que se sienten las responsabilidades del caso, señaló Óscar Beita, Guardaparque de la Reserva Forestal Golfo Dulce, quien estaba a cargo del operativo.

Cordero señaló que el chancho de monte es una especie amenazada y que ha sido definida como Elemento Focal de Manejo, tanto del Parque Nacional Corcovado, como de la Reserva Forestal Golfo Dulce, razón por la cual, la mayoría de los esfuerzos en control y protección, en monitoreo biológico, uso de tecnología satelital y en educación ambiental, están enfocados en la conservación del Tayassu pecari.


Publicidad

.