Diputados esperan que descontento popular no se resuelva con “garrotazos”

Congresistas piden al Gobierno construir una mesa de negociación

Silvia Hernández, diputado del Partido Liberación Nacional. Foto: Jonathan Bonilla/AMPrensa.com
  • Ministro de Seguridad y Transporte analizan situación del país

Los congresistas de Nueva República,  Liberación Nacional, la Unidad Socialcristiana y el Partido Acción Ciudadana esperan que el descontento popular no se resuelva con más violencia, sino por la vía del diálogo y piden al Gobierno construir una mesa de negociación.

Esta noche el presidente de la República, Carlos Alvarado, pidió a los sectores establecer diálogos que permitan una solución pronta.

“Consideramos que hay una ausencia de escucha y por eso, le pedimos al Gobierno que instaure el diálogo y que se cuide la institucionalidad del país.   Rechazamos cualquier tipo de bloqueo a puertos y aeropuertos y que se ponga en riesgo a las personas”, destacó Silvia Hernández, diputada de Liberación Nacional. 

Por su parte, Franggi Nicolás, de ese mismo partido, dijo que existe un descontento popular que es real y que abraza a grupos tan diversos como los pescadores, los policías, los cooperativistas, los traileros, los agricultores y hasta los estudiantes.

“La situación del país no se arregla ni con garrotazos, ni con arrogancia, ni con imposiciones autoritarias que busquen cercenar derechos de expresión, se resuelve con un diálogo franco en ambas vías y sin violencia, no de la boca para afuera”, destacó.

Agregó que las huelgas deben regularse, pero bajo criterios de racionalidad y proporcionalidad porque no toda protesta ciudadana es por defender privilegios de unos cuantos, si escuchamos con atención, la gran mayoría de las veces son un grito social de auxilio.


LEA MÁS: “La huelga sigue” dice Albino Vargas, pero borró tweet


Por su parte, Harllan Hoepelman, diputado del Bloque Nueva República, dijo que la mayoría de los costarricenses esperamos que de verdad el Gobierno escuche y camine con los más necesitados: niños, trabajadores y sectores productivos.

“La renuncia del Ministro de Educación, Edgar Mora, ha sido un paso en la dirección correcta, pero no basta con un cambio de Ministro: necesitamos un cambio de actitud del Ejecutivo, que ha hecho grandes desplantes a la mayoría de los costarricenses”, destacó.

María Inés Solís, jefa de fracción del PUSC, mencionó que la bancada social condena todo acto de violencia y hace un llamado al diálogo nacional con los diferentes sectores para encontrar soluciones los ciudadanos en todo el país.

Los diputados del Partido Acción Ciudadana manifestaron que el país debe demostrar su total repudio a la violencia contra las personas, familias, comunidades y sectores productivos que sufren el impacto de los bloqueos en las carreteras.

“Las acciones de los grupos que violan el derecho constitucional a la libertad de tránsito, dañan a toda la población. Pero la afectación es mayor para aquellas personas que no pueden llegar a sus lugares de trabajo, personas adultas mayores, niños y niñas o mujeres embarazadas que requieren asistencia médica. También se afecta a los productores que requieren el transporte de mercaderías”, destaca el comunicado de  prensa de la fracción.

 


Publicidad

.