• Irían a  las calles de forma indefinida

Redacción- El gremio de taxistas del país asegura que no dará más tiempo a los diputados de la Comisión de Económicos que discute el proyecto para regular plataformas tecnológicas de transporte como Uber y otros.

Según indicaron representantes de este gremio, dan tiempo hasta este próximo miércoles 28 de agosto para que dictaminen el proyecto de Ley en la Comisión, así lo hicieron saber mediante un vídeo publicado en las redes sociales.

Queridos Compañeros Taxistas de TODO EL PAIS:Próximo Miércoles 28-03-2019 se vence el plazo para conocer el Dictamen del Proyecto 21228. Esté pendiente de la información de los diferentes grupos.

Posted by Ruben Vargas Campos on Monday, August 26, 2019

Una de las representantes del gremio habló con AM Prensa y confirmó que irán a las calles de no obtener respuestas sobre el proyecto.

«Hasta el miércoles damos tiempo a los diputados para dictaminar el proyecto 21 228, de lo contrario, volvemos a las calles de forma indefinida», señaló Maribel Guillén, quien es representante del gremio de mujeres taxistas.

El gremio ha solicitado, desde hace tiempo atrás, que se le de trámite rápido al proyecto en la Comisión, sea dictaminado de forma positiva, pase al plenario y sea aprobado lo más pronto posible.

El proyecto, Reforma al sistema de transporte remunerado de personas y regulación de las empresas de plataformas tecnológicas de transporte, “pretende crear el marco normativo que regule la operación en el país de las Empresas de Plataforma de Transporte (EPT), con la finalidad de promover el transporte público intermodal y mejorar la movilidad de la población”.

Asimismo, busca crear un registro de empresas de plataforma de transporte, donde las empresas deberán registrarse para operar legalmente en el país, además, crear una la lista de conductores acreditados por la empresa para utilizar la plataforma tecnológica, entre otras disposiciones.

Por otro lado, se buscará fijar los requerimientos de los vehículos que brinden el servicio de transporte para garantizar el pago de las obligaciones fiscales, y los límites de los años de fabricación, con un trato preferencial para vehículos eléctricos.