• Se le acusó de tres violaciones, dos abusos sexuales y dos robos 
  • El semen del violador dio positivo en todas las pruebas

Redacción- Un violador en serie que atacaba a sus víctimas en Coronado, fue condenado a prisión este viernes.

El Tribuna Penal del Segundo Circuito Judicial dictó la sentencia de 64 años de prisión; sin embargo, por la ley costarricense, deberá cumplir solamente 45 años.

Cruz Ramón Jiménez Morales, de nacionalidad nicaragüense, fue acusado de cometer tres violaciones, dos abusos sexuales y dos robos en contra de tres mujeres.

Para lograr su condena, las pruebas de ADN fueron claves en el juicio, según explicó la jueza Ericka Calvo.

El semen del sospechoso estaba en las tres víctimas y dio positivo en todos los exámenes, explicó Calvo.

Además, en contra de Cruz habían testigos, quienes desestimaron sus alegatos, los cuales señalaban que estaba en Nicaragua cuando eso se dio.

Sus ataques se dieron en 2016 y 2017 en las zonas de San Francisco, San Isidro y el centro del cantón de Vásquez de Coronado.

El violador atacaba a sus víctimas con armas -de fuego y punzocortantes- y las llevaba hasta matorrales y callejones para violarlas.