Pandemia exige espacios laborales seguros para trabajadores.
  • Una correcta planificación y aplicación de medidas es clave
  • Siga estos pasos para garantizar la seguridad de sus empleados

Redacción- Muchas situaciones en la vida diaria han cambiado producto de la pandemia por la Covid-19.

El sector laboral ha tenido que adaptarse a esos cambios en beneficio de sus empleados y de todo un país.

La Covid-19 no se ha ido ni se irá en un futuro próximo, por lo que es necesario que las empresas que emplean a personas tomen las medidas necesarias para salvaguardar la salud de su equipo de trabajo.

Es por ello que mediante la campaña «Guía Práctica de Salud y Seguridad en el Trabajo (SST)», se busca informar a la población sobre la importancia de planificar y aplicar un plan de mitigación y prevención frente a la Covid-19.

Mónica Monney Barrantes, profesional del Consejo de Salud Ocupacional, adscrito al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), brinda y explica una serie de pautas a seguir para generar espacios de trabajo seguros para todos los empleados.

¿Qué debe hacer una empresa que requiera volver a abrir sus puertas por la necesidad de reactivar su economía?

Es muy importante que toda empresa, organización o institución, que requiera contar con presencia de sus trabajadores en sus espacios laborales, cumpla con una serie de pasos que guiará de manera efectiva los procesos para salvaguardar la salud de los empleados.

1. Describir el lugar de trabajo: En esta etapa es esencial identificar las áreas de trabajo de cada empresa con sus procesos, puestos y labores respectivas. Esto permitirá conocer cuáles son las medidas sanitarias y de prevención necesarias para evitar poner en peligro la salud de los trabajadores. Una buena práctica es generar un croquis en el que se identifiquen todas las áreas por estudiar.

Foto: Salud ocupacional / Ministerio de Trabajo.

2. Caracterizar grupos de interés: Aquí se debe identificar cada grupo de trabajo; por ejemplo; equipo administrativo, de limpieza, planta, conductores, externos, entre otros. La idea es lograr establecer cuál es la dinámica de trabajo de cada uno de estos grupos, con quién se relaciona, cómo labora, qué actividades realiza, entre otros elementos.

3. Identificar y evaluar los riesgos en el lugar de trabajo: Para poder aplicar este paso como corresponde es esencial haber cumplido con los dos primeros anteriormente mencionados, esto permitirá establecer cuáles serían posibles fuentes de contagio en cada área de la empresa, para así determinar qué medidas deben ser tomadas en cada espacio de forma específica.

Foto: Salud ocupacional / Ministerio de Trabajo.

4. Definir las medidas de prevención y mitigación: En esta etapa es cuando ya se establecen las medidas a seguir; por ejemplo:

  • Control de ingreso
  • Comunicación y divulgación
  • Información y capacitación
  • Distanciamiento físico de seguridad y espacios de trabajo
  • Servicios de salud y manejo de casos COVID-19
  • Promoción de la salud
  • Condiciones de higiene y limpieza
  • Instalaciones higiénico-sanitarias

5. Elaborar cronograma de trabajo e implementación: En este se deben incluir las acciones a tomar, los recursos a emplear para su aplicación, las fechas importantes y demás controles respectivos.

CLAVES DURANTE PROCESO DE PLANIFICACIÓN Y APLICACIÓN DE MEDIDAS

Lo más importante es identificar las fuentes de contagio para luego poder establecer las medidas preventivas y de higiene necesarias.

«Lo más importante es identificar los posibles riesgos, lo segundo la implementación de las medidas de prevención y mitigación asociadas a posibles fuentes de contagio, el tema de la información y capacitación para las personas trabajadoras, así como el cumplimiento y acatamiento de medidas.

Esa identificación es esencial, a partir de ahí se van a proponer las medidas. Se debe ser insistente en que se deben tomar las medidas porque se podría estar trasladando el virus de un lugar a otro», indicó Monney.

El Consejo de Salud Ocupacional recomienda generar comisiones de trabajo, que quienes la integren sean los encargados de hacer cumplir las medidas y llevar control de su aplicación.

La generación de un cronograma de tareas es esencial para que se pueda tener claridad en el manejo de los protocolos o si existe algún faltante de insumos para su cumplimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí