El pago del impuesto sobre la renta es obligatorio ¡Tome nota!

Redacción.   El cierre fiscal del 2020 se realizará el 31 de diciembre del 2020 y no en setiembre como se realizaba anteriormente, por eso, tome nota cinco recomendaciones para que declare y pague sin contratiempos.

Carlos Vargas Alencastre, CEO de TPC Group, especializada en Precios de Transferencia, explicó que precisamente dos de las obligaciones principales que trae este cierre fiscal es la declaración y pago del Impuesto Sobre la Renta y de la elaboración de la declaración informativa de Precios de Transferencia.

Por eso, recomendó cinco aspectos:

1)      Revisar a que régimen pertenece (Tradicional, Simplificado o Agropecuario) y validar el período de cierre fiscal y presentación de declaraciones. De acuerdo al régimen en el que está inscrito, así será el tipo de declaraciones y las fechas en que debe presentarlas, así como las fechas de pago de sus impuestos.

2)      Reconocer si el registro como contribuyente ante Hacienda es como una persona física o persona jurídica ya que el tramo del Impuesto sobre la Renta que debe pagar es distinto de acuerdo al tipo de contribuyente (físico o jurídico) que sea.

3)      Validar si el sistema de facturación electrónica que usted utiliza le genera reportes que le faciliten obtener la información de sus impuestos, además corroborar si cuenta con toda la información de su facturación y aceptación de gastos de forma ordenada y clasificada.

4)      Hacer una proyección de la Declaración de Renta a diciembre 2020. Esta proyección se realiza considerando los posibles ingresos y gastos del contribuyente para los meses restantes. Realizarlo le permitirá estimar la utilidad y el impuesto a pagar permitiéndole prepararse financieramente. En el caso de la persona física lucrativa también debe considerar si le aplica para uno de los créditos y la base exenta.

5)      Las pequeñas y medianas empresas deben tener un estado de resultados a setiembre 2019 y proyectarse al cierre diciembre 2019, para ver cómo resulta el impuesto a la renta proyectado.

En los que respecta a la declaración del Impuesto Sobre la Renta, este debe incluir información de los ingresos y gastos de los contribuyentes durante todo el año fiscal, el cual, en este 2020, y por una única vez, consta de 15 meses.

Ante esta situación, es muy importante que los contribuyentes tomen en cuenta varias recomendaciones para evitar multas y sanciones por parte de la Dirección General de Tributación.

“El mega período de 15 meses que se vive en este 2020 obliga a los contribuyentes a ser aún más cuidadosos y realizar mayores proyecciones, porque se deberá incluir información de 3 meses adicionales. Tomar las previsiones del caso definitivamente les ayudará a evitar contratiempos, poder contar con el dinero disponible para realizar el pago del impuesto, y principalmente evitar las multas por haber dejado por fuera alguna información, o presentación tardía de sus declaraciones”, comentó el CEO de TPC Group.