Limón, la pequeña ciudad arrasada por el deterioro social y el narcotráfico

Guerra Narco y asesinatos son solo la punta del iceberg en Limón

San José – La situación de inseguridad que se vive en la provincia de Limón es solo la punta del iceberg del panorama social y económico que viven los 131 mil habitantes del Caribe costarricense.  Así lo demuestran las estadísticas de las diferentes autoridades de nuestro país.

El ojo público se centra actualmente en la provincia del Caribe por las recientes balaceras que acabaron con la vida de seis personas, provocadas por una guerra entre bandas narcotraficantes; sin embargo, la grieta de pobreza, desempleo, consumo de drogas y detrimento social es aún más profunda y continúa creciendo, a vista y paciencia de las autoridades del gobierno.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), al 2015 se registró que 131 mil costarricenses viven en la provincia de Limón, de los cuales 49 mil 943 viven en pobreza o pobreza extrema.

Según el reporte del instituto, ello representa un 38% de la población de la zona, un 10% más de lo que se registró en el año 2014, es decir, en cuestión de un año más de 13 mil limonenses cayeron en la pobreza. Ese dato hace que solo el cantón central de la provincia de Limón esté en el lugar 74 de 81 de los cantones más pobres del país, según el
Índice de Pobreza Humana Cantonal del 2015.

pobreza-limon

La situación de pobreza en la provincia del rice and beans y del calypso está directamente relacionada con el grave panorama de desempleo. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, en 2015 las familias en pobreza reciben apenas 73 mil colones o menos por mes para satisfacer sus diferentes necesidades básicas.

No hay una cifra actualizada al 2016 sobre el desempleo en la provincia de Limón; no obstante, de acuerdo con el censo nacional del 2011 del INEC en esa provincia se registraron más de 6 mil personas desempleadas (el 6% del total de población de la provincia). De ellos, más de la mitad (3200) son personas entre los 18 y los 24 años de edad.

De la población empleada en el Caribe, el 40% recibe menos del salario mínimo, según el Programa del Estado de la Nación del 2015.

Para el Defensor Adjunto de los Habitantes, Juan Manuel Cordero, es lamentable la situación que se está viviendo en la zona de Limón.

El jerarca señaló que el Estado le ha dado la espalda a esa provincia.

“La Defensoría ha venido señalando desde hace mucho tiempo que el Estado le ha dado la espalda a Limón. Los signos de violencia no han sido más que la consecuencia de la exclusión del desarrollo desigual y la falta de oportunidades en todos los órdenes: educación, desarrollo humano y otros”, comentó el defensor adjunto.

Por otra parte, la cifras en educación reflejan el panorama que vive esa zona del país. De acuerdo con el INEC, al 2015 un total de 16 500 limonenses no tienen ningún tipo de educación, mientras que 52 mil no tienen primaria y 74 mil secundaria.

Según el Ministerio de Educación Pública (MEP), al año anterior en la provincia de Limón más de 8400 jóvenes y niños salieron de las aulas sin completar sus estudios. La cifra de deserción escolar preocupa a las autoridades, pues la educación es la herramientas para el crecimiento social.

La Iglesia Católica, en sí la Diócesis de Limón, también ha mostrado su preocupación en la falta de oportunidades para los jóvenes en el ámbito educativo.

Javier Román, Obispo de Limón, coincidió con la Defensoría en que el problema que vive Limón es un problema de años.

“Todo refleja que no es un problema de hoy. Arranca desde la misma base de la familia. El joven aquí dice que paraadolescentes qué va a estudiar si terminará metiéndose a trabajar a una bananera, entonces ven más fácil el otro mundo, el dinero fácil. Hay que buscar fuentes de empleo, decirle a los jóvenes que sí hay esperanza. Ya dejémonos de tantas promesas y cumplan, Limón ha estado abandonado”, dijo Román.

Asimismo, al 2015 se registraron 1712 madres solteras en la zona, 83 jóvenes menores de 15 año y 1719 entre los 15 y 19 quedaron embarazadas.

“Es una situación muy difícil. Las niñas a los 12 años ya están embarazadas y el PANI no hace nada ahí”, dijo el obispo limonense.

En el tema de la seguridad ciudadana, de acuerdo con datos del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), más de 270 personas han sido asesinadas en Limón en los últimos tres años.

En el 2013 se dieron 93 homicidios, 96 en el 2015 y en lo que llevamos del 2016 un total de 82. Para las autoridades judiciales, este año podría romper el récord de asesinatos en la zona de lo últimos diez años.

Igualmente para el diputado por la provincia de Limón, Luis Vásquez, lamentó que esa provincia no tenga oportunidades de ningún tipo y por ello, exista tanta descomposición social.

“Limón es el hijo pobre de Costa Rica. Somos una provincia no de escasos recursos sino con estado acelerado de pobreza. Una población que no tiene oportunidades de estudio, que no tiene fuentes de empleo y cuando hay, tiene apenas para el arroz y los frijoles. No nos hemos preparado para el tráfico de drogas y todo genera una descomposición social en la familia”, agregó el legislador.

decomiso-de-drogas

Por otro lado, el problema de las drogas ahora encabeza el detrimento social de la provincia limonense y con ello hunde la esperanza de cientos de niños y jóvenes que buscan salir adelante. De acuerdo con el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), los jóvenes de Limón comienzan a consumir droga a los 19 años d edad, mientras que a los 16 ya fuman tabaco.

Según datos del Ministerio de Seguridad Pública, en este año se han decomisado 631 kilos de cocaína, mil dosis de crack, 4 mil kilos de marihuana, más de un millón de plantas de cannabis.

De igual forma, el manejo de armas ha sido constante en la provincia. Seguridad Pública ha logrado decomisar 37 armas de fuego en lo que va del 2016 y más de 14 millones de colones.

La reciente guerra narco que ha provocado la movilización del Ministerio de Seguridad Pública y ha encendido los debates en el Congreso, solo es el resultado de toda una serie de elementos sociales que han secuestrado la provincia de Limón en la última década.


Publicidad

.

1 Comment

  1. El estado ha invertido en bonos de vivienda en Limón, ustedes no ven un solo tugurio, nada parecido a lo que se ve entrando a San José. existen cualquier cantidad de escuelas y colegios, el que no estudia es porque no quiere. Existen universidades privadas y estatales,el que no estudia es porque no quiere. El desempleo es consecuencia de la falta de estudio de la población.

Los comentarios están cerrados.