¡Terrorífico! Hallan enorme rata de casi medio metro de tamaño

En Islas Salomón

Redacción – En las aisladas Islas Salomón de Oceanía, el experto en mamíferos Tyrone Lavery, llevaba años intentando localizar una rata gigante que se rumoreaba vivía en los árboles y con dientes tan afilados y fuertes que podría perforar un coco y comérselo. Ahora, tras años de búsqueda y en una carrera constante contra la deforestación que está destruyendo el hábitat de tan magna rata, Lavery junto a otros expertos, han conseguido encontrarla.

“La nueva especie, Uromys vika, es bastante espectacular, es una rata gigante”, dijo Lavery, a la revista Journal of Mammalogy anunciando el descubrimiento de la rata. “Es la primera rata descubierta en 80 años de las islas Salomón; era muy difícil de encontrar”.

Las Islas Salomón, un país compuesto por un grupo de casi 1.000 islas situadas al noroeste de Australia, están biológicamente aisladas. Más de la mitad de los mamíferos de estas islas no se encuentra en ningún otro lugar de la Tierra, lo que lo convierten en un auténtico tesoro de vida.

La nueva especie de rata gigante ha sido bautizada como Uromys vika

“Cuando me reuní por primera vez con la gente de la isla de Vangunu en las Salomón, me contaron acerca de una rata nativa de la isla que llamaron vika, que vivía en los árboles. Estaba emocionado porque acababa de empezar mi doctorado, y había leído muchos libros sobre personas que se aventuraban y descubrieron nuevas especies”, aclara Lavery.

Sin embargo, los años pasaban y no había rastro de dicha rata. El hecho de que la rata viviera en los árboles solo complicaba su localización. Finalmente, descubrió a una de estas ratas corriendo por un árbol talado. “Tan pronto como examiné el espécimen, supe que era algo diferente. Sólo hay ocho especies conocidas de ratas nativas de las Islas Salomón, y mirando las características de su cráneo, pude descartar un montón de especies de inmediato”, comenta dice Lavery.

Tras comparar la rata con especies similares en colecciones de museos y comprobar el  ADN de la nueva rata con el ADN de sus familiares, Lavery confirmó que estaba de enhorabuena: se trataba de una nueva especie.


Publicidad

.