• Economista afirma que país se volvería aún más caro

Redacción- Costa Rica atraviesa uno de sus peores momentos en materia económica por una sencilla razón: los gastos del Gobierno son más altos que sus ingresos. Esa realidad obliga a diseñar un plan fiscal que, para los expertos, convertirá a nuestro país en un lugar más caro.

Una de las principales estrategias para combatir este déficit fiscal es el proyecto “Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas” que se discute actualmente en la Asamblea Legislativa.

Dentro de las estrategias para mejorar los ingresos del Estado, el proyecto propone cambiar el Impuesto General de Ventas (IGV) por el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Pero ¿qué es el IVA y por qué encarece más lo que usted compra?

El IVA es un impuesto sobre el consumo, es decir, que es el consumidor final del producto quien asumirá esa carga adicional que, para la mayoría de los casos, será de un 13 por ciento adicional sobre precio.

A modo de ejemplo utilicemos un recibo de luz del mes anterior por un monto de ¢45.000, en el cual usted está pagando un impuesto de un 5 por ciento. No obstante, si se llegara a aprobar el actual plan fiscal, usted tendría que pagar un 8 por ciento extra, es decir, ¢3.600 más al mes, lo que se traduciría en ¢43.000 más al año.

“(A los costarricenses) se les va a incrementar su costo de vida en un 13%”, afirmó el Lic. Luis Calderón, contador público autorizado dedicado a asesoría financiera y fiscal.

Para Calderón, este impuesto es un impuesto regresivo, es decir, que no discrimina la capacidad de pago ni el ingreso de cada persona: todos pagarían por igual.

“Los que menos ganan son los que van a sentir más el golpe del impuesto”, indicó Calderón.

Esto significa que, sin importar si usted gana ¢1 millón o el salario mínimo (¢262 mil), la cantidad de dinero que usted aporta al Estado al comprar un bien o servicio es exactamente la misma.

En lo que respecta a la canasta básica de alimentos, se cobrará un 2% de IVA a los artículos que la compongan. Es decir, que cuando usted vaya a hacer el diario tendrá que pagar un 2% al Estado al comprar los bienes que son parte de la canasta.

A modo de ejemplo, si usted gasta ¢80mil al mes en el diario, de aprobarse el proyecto estaría gastando como mínimo ¢80mil 600. Esto se traduciría en ¢19mil 200 más de gastos al año.

Para el actual diputado del Frente Amplio, José María Villalta, el Proyecto de Ley de las Finanzas Públicas, a como está ahorita, afectaría especialmente a las clases bajas y medias, ya que gravaría los productos de la canasta básica, salud y educación.

“El problema del Plan Fiscal es que grava el consumo (…) creemos que así como está afecta a la clase media”, afirmó Villalta.

No obstante, el ex diputado Ottón Solís opina que son las clases bajas las que más se verán beneficiadas, ya que “la mayoría de los servicios son comprados por gente adinerada”.

Además, Solís afirma que el 2% que se le gravaría a la canasta básica es un monto simbólico, “es nada más para poder que el sistema del IVA funcione bien y poder establecer la huella tributaria”.

Por su parte, el economista Melvin Garita afirma que el IVA se está promocionando como un salvador de la crisis fiscal y que, en caso de ser aprobado, no debería ser mayor al 10%.

“Los impuestos en una buena parte explican porqué somos un país caro, y este camino nos llevará a ser más caros aún”, indicó Melvin Garita.