Redacción. Lo que inició como una fiesta entre tres hombres bajo la intimidad de la habitación de un motel josefino, terminó con todo un desplazamiento de paramédicos y policías. Aquel secreto encuentro fue descubierto por la emergencia que sufrieron los tres amantes.

¿Por qué? La fiesta, el éxtasis y el placer hizo que el consumo de drogas llegara al límite y el cuerpo de uno hombres no soportó. La intoxicación por el exceso de cocaína lo mató.

Y como si esa muerte no hubiese sido suficiente para arruinar aquella fiesta y derroches de amor, los dos acompañantes también presentaron un cuadro de intoxicación y requirieron ser traslados en ambulancias al hospital para salvar sus vidas.

Todo esto ocurrió en la habitación 42 de un motel ubicado entre San Sebastián y Paso Ancho este lunes, posiblemente después de un ajetreado fin de semana.

La primera voz de alerta obligó a pedir ayuda discreta y por ello solicitaron el servicio de una ambulancia privada; sin embargo, en medio de aquel escenario -con uno de los tres hombres ya fallecido- fue necesario llamar a la Cruz Roja para pedir más ayuda y al Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Los tres hombres estaban semidesnudos en la misma cama y las autoridades encontraron rastros de todas las sustancias que habían consumido en la romántica habitación, la cual, lejos de ser testigo de besos y caricias, vio a uno de los tres amantes morir.

La policía judicial abrió una investigación sobre este caso, mientras que los dos sobrevivientes se recuperan del fatídico encuentro.

 

1 COMENTARIO