Lecheros se preparan para desgravación ante TLC con EEUU

Productores buscan alternativas para paliar una mayor competencia

El sector lechero enfrenta un gran reto. AMPrensa.com.
  • Aranceles desaparecerán para el 2025 

Redacción.    Los lecheros nacionales saben que se enfrentan un gran reto ante la desgravación de aranceles que se dará en el 2025 de importaciones provenientes de Estados Unidos, reduciendo la dependencia de granos extranjeros y migrando hacia una lechería sostenible y más competitiva.

Costa Rica importó en el 2018, $165.950 millones en maíz y $126.154 millones de soya, la materia prima más importante para elaborar los alimentos concentrados del ganado, en su mayoría provenientes de Estados Unidos, según datos de la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial Agropecuaria.

Con el propósito de disminuir la dependencia de granos importados para la alimentación de los animales, desde ya los productores realizan importantes esfuerzos para fomentar los bancos forrajeros, pastos de corte, mejorar sus sistemas de rotación e implementar prácticas de conservación de forrajes, con la intención de poder contar con alimento suficiente, tanto en calidad como en cantidad para alimentar el ganado durante todo el año.

Datos de la Cámara de Industrias de Alimentos Balanceados indican que para el sistema productivo lechero se elaboraron 340.229 toneladas métricas de alimento concentrado tan solo en 2018.

El hato lechero nacional está integrado por 356.830 vacas lecheras de 27.947 productores de leche, de los cuales 12.974 fincas son especializadas y 14.973 fincas de doble propósito (carne y leche) ubicadas principalmente en zonas rurales de Costa Rica como Zarcero, San Carlos, Cartago y Coronado.

Actualmente,  los productos lácteos provenientes de Estados Unidos tienen un arancel del 46%.


LEA MÁS:  Festival reunirá a pequeños y medianos productores lecheros


Por ejemplo, la leche fluida, leche en polvo, mantequilla, el queso y los helados.

Además, la alimentación con forrajes mejora la calidad de leche que se ordeña, por lo que, representa también un beneficio para el consumidor.

Los esfuerzos que se realizan de cara a la desgravación arancelaria de los productos lácteos que alcanzaría el arancel cero el 1 de enerodel 2025 permiten además maximizar la producción de las fincas y optimizar la cadena productiva.

Para Álvaro Coto, presidente de la Cámara Nacional de Productores de Leche, el desafío es evidente.

En la medida que nos convirtamos en mejores agricultores de forrajes seremos también más competitivos y obtendremosmás utilidades. Por eso estos esfuerzos en el cultivo de forrajes que están potenciando la ganadería de leche en el país debemos masificarlos, para llevar más conocimiento a más productores. Adicionalmente nos permitirá reducir la huella de carbón del sector y enfrentar los desafíos del cambio climáticopara poder brindar a los animales alimentos de excelente calidad durante todo el año”.

 

 


Publicidad

.