Eduardo Cruickshank, diputado de Restauración Nacional. Cortesía Restauración Nacional. AMPrensa.com

Redacción.   Cerca de 49 diputados aprobaron una reforma constitucional para cambiar el
artículo 116 de la Constitución Política, mediante  la cual se modifican los períodos en que de las sesiones  ordinarias y extraordinarias.

“La importancia de esta reforma radica en que se hace una redistribución de los períodos
para que se aprovechen los tiempos de mejor manera y que tanto el Poder Ejecutivo
como los diputados podamos ordenar nuestras prioridades,” detalló el diputado Eduardo
Cruickshank, proponente de la iniciativa. 

Con esta reforma, que regirá a partir del 1° de mayo del 2021, los diputados iniciarán sus labores en sesiones extraordinarias y el Poder Ejecutivo tendrá mayor incidencia en la
agenda de proyectos.


LEA MÁS: Sector privado discute con el Gobierno posible solución al cierre de fronteras


Asimismo, se incluirá en noviembre en el período de sesiones extraordinarias
para que se incluya en él, la discusión del Presupuesto de la República.

“Al iniciar en mayo con sesiones extraordinarias, cada nueva Administración y en
particular, el nuevo Presidente de la República, podrá implementar su agenda de
proyectos y contará con la posibilidad de promover su programa de gobierno en los
primeros 100 días de estar en el poder”, explicó Cruickshank.

A partir de esta reforma constitucional, la Asamblea dividirá sus sesiones legislativas en dos períodos extraordinarios que irán del 1° de mayo al 31 de julio y del 1° de noviembre al 31 de enero.

Para 1949, en la Asamblea Nacional Constituyente, se incluyó la distribución de sesiones
ordinarias y extraordinarias pero con la concepción de que el trabajo ordinario del
parlamento era limitado y la potestad del Poder Ejecutivo de convocarlo era discrecional; criterios muy distantes a la realidad actual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí