Pronósticos económicos no son nada alentadores. AMPrensa.com.

Redacción.   Las cifras fiscales son muy preocupantes para el cierre del 2020, la caída en la recaudación provocada por el Covid-19 dejará un déficit financiero del 9,3% del Producto Interno Bruto y la deuda del Gobierno Central alcanzará 70,2% del Producto Interno Bruto.  

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Elían Villegas, los efectos de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas  Públicas y otras medidas de índole administrativo permitirán que a febrero de 2020 el balance primario del Gobierno Central mostrara una mejora de 0,4 puntos  porcentuales (p.p.) del Producto Interno Bruto (PIB).


LEA MÁS: Banco Central anticipa la peor contracción económica de los últimos 40 años


Esto se explica por una  combinación entre una mayor recaudación de impuestos y una reducción del gasto. En  el caso de los ingresos, estos aumentaron 0,2 p.p. del PIB gracias al desempeño del  impuesto al valor agregado.

Sin embargo, la crisis del COVID-19 significó un duro golpe para la economía y consecuentemente sobre la dinámica de las finanzas públicas.

En este contexto, el déficit financiero y la deuda pública mostrarían un
deterioro con respecto a lo previamente estimado.

Para 2020 y 2021 se proyecta un déficit fiscal de 9,3% del PIB y de 8,1% del PIB, respectivamente, esto representa una  desmejora de 2,8 p.p. y 1,2 p.p. del PIB con respecto a lo estimado en setiembre de 2019.

De estas cifras, una buena parte corresponde al pago de intereses sobre la deuda, que
ascienden a 5,2% en 2020 y 5,6% en 2021, consecuencia del alto nivel de deuda que
mantiene el país, el cual se estima en 70,2% y 76,6% del PIB para cada año,
respectivamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí