Minor Araya Salguero

Criminólogo – Exjefe OIJ – Especialista SWAT


En enero 4, 2019, motivados por la forma en que un agente de seguridad privada enfrenta y neutraliza a tres asaltantes frente a una agencia bancaria (BAC) en Coronado (enero 3); una acuciosa periodista de Noticias Repretel, entrevista a Don Daniel Calderón, en funciones de Director de la Fuerza Pública. Sin duda alguna, un contenido muy interesante por intrigante. 

Un magnífico preámbulo para aquella persona que pretenda abordar – con mayor amplitud – el lamentable incidente del pasado sábado 9, en el Barrio Siglo XXI, Flores de Heredia:  

«La policía acudió a un llamado de violencia doméstica, donde el sospechoso enfrente (sic) violentamente a los uniformados logra quitarle el arma de fuego a uno de ellos, se atrinchera en la vivienda y dispara. Lamentablemente una oficial recibe el impacto de bala en su cabeza y en este momento está crítica en el centro médico.» (Telenoticias). 

A continuación, la mayor parte del contenido: 

«¿Cómo está la capacitación de los oficiales de nuestra policía, qué tanto entrenan, estarían preparados para algo así?» – Noticias Repretel  

«Los oficiales reciben dentro del curso básico, una materia de uso de armas de fuego, donde se le enseña a utilizar todo el armamento que nosotros disponemos dentro de nuestro equipo. Y hace algunos años, precisamente para atender un problema que teníamos era que, después de recibir su entrenamiento básico no teníamos la capacidad de que estuvieran asistiendo rutinariamente al polígono a realizar prácticas, se inició con una política de disparo o una política de reentrenamiento donde tratamos que todos los oficiales vuelvan, al menos una vez al año, a realizar práctica de polígono.» – Director Fuerza Pública .

«El Ministerio le apuesta a los entrenamientos virtuales ¿Pero qué tan efectivos pueden ser en un caso como lo ocurrido en Coronado?»  Noticias Repretel  

«Ya tenemos una política en funcionamiento y tratamos de que, al menos una vez al año, ellos vayan al polígono.» – Director Fuerza Pública  

«¿Cuándo fue la última vez que usted fue a un polígono?» – Noticias Repretel  

«Ah, nosotros si vamos, los oficiales, como le digo, al menos una vez al año.» – Director de la Fuerza Pública  

«¿Y usted?» – Noticias Repretel  

«Yo voy por lo menos cada seis meses. No solamente por las posibilidades que nos da la institución, sino que nosotros a veces también, y esa es una práctica común entre varios oficiales, tratamos de ir a polígonos privados a tratar de estar pues este, constantemente practicando.» – Director de la Fuerza Pública  

«¿Usted considera que un año es suficiente para un oficial que está en la calle a diario?» – Noticias Repretel  

«No, no es suficiente, eso lo, lo tenemos claro, este, por eso es que hemos buscado otras alternativas y le insisto en el polígono virtual, que se adquirieron tres con el apoyo de la Embajada Americana, porque siempre el objetivo nuestro va a ser que, el reentrenamiento del oficial sea lo más constante posible, verdad.» – Director de la Fuerza Pública  

______ 

En ocasiones, para tratar de entender el presente, se debe considerar la historia. 

La controversia – al menos, para algunos – podría surgir cuando, para aquel tiempo, te atreves y preguntas a esos policías, los de botas sucias – claro está – y escuchas respuestas como: «hay compañeros con más de diez años, que no van al polígono…» «No se hace polígono, únicamente las personas que van a cursos de ascenso». 

El reproche no está en aceptar haber cometido un error en la función policial; esta es muy delicada, muy compleja. Este podría encajar cuando se oculta, maquilla y no se reconoce aquel temido yerro, adrede o por ignorancia. Únicamente ustedes, policías de botas empolvadas, sabrán si cabe o no reproche al superior, con respecto al seguimiento y seriedad de su formación profesional.  

Cualquier institución policial comete errores, cualquiera de sus agentes puede, en cualquier momento, incurrir en estos. Lo importante es aceptarlos, evaluarlos y sobre todo, aprender de estos para mejorar el desempeño. De nada sirve ocultar, peor aún, ignorar una realidad; tarde o temprano, las consecuencias de esta, te alcanzan.  

Que nuestra policía, Suárez, K, se recupere muy pronto, que salga adelante de esta dura experiencia y siga, con ese valor y dedicación encomiables, sirviendo a su gran institución y con esto, a su país.  

Este miércoles 13 de enero, compartiré con ustedes lectores la segunda parte de este artículo…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí