• Joven estaba ensangrentada por un fuerte golpe y dejó un rastro
  • Hombre también la habría amarrado con cinta adhesiva

Redacción- El asesino de la joven Allison Bonilla la habría arrastrado por casi 150 metros en medio de un cafetal en Ujarrás.

Así se constató este miércoles en la declaración del agente del Organismo de Investigación Judicial, Luis Felipe Aguilar.

Según Aguilar, quien trabajó en el caso, el sospechoso, Nelson Sánchez Ureña, habría amarrado con cinta adhesiva a la víctima.

En esa misma finca cafetalera, los agentes judiciales encontraron los lentes medicados que usaba Bonilla.

Para las autoridades judiciales, Sánchez habría agredido físicamente a la joven en la finca con un objeto contuso, luego la arrastró 140 metros y la subió a la cajuela del carro.

Tras eso, la llevó atada de manos hasta el botadero clandestino en Cachí donde la habría lanzado.

Reforzando lo que decía, el agente judicial aseguró que hay múltiples vídeos de seguridad en los que se logra ver el carro de Sukia siguiendo a la imputada.

En su momento, el OIJ encontró rastros de sangre de la joven en la cajuela del carro del sospechoso, la cual no tenía el forro de protección que cubre la llanta de repuesto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí