• Se desconoce por qué los niños desarrollan este síndrome

Redacción – Una niña de 7 años y 11 meses de edad falleció en el Hospital Nacional de Niños (HNN) el sábado 10 de octubre producto de un síndrome post Covid-19 que complicó su estado de salud.

La directora general del centro médico, Olga Arguedas, explicó que la menor padecía del Síndrome Multi-inflamatorio de la Infancia (MIS-C, por sus siglas en inglés) que le afectó directamente el funcionamiento su corazón.

Arguedas especificó que «se trataba de una niña sin ninguna condición médica predisponente», es decir, que no tenía factores de riesgo ante el coronavirus.

El también conocido como Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico se registró por primera vez en Costa Rica en agosto de 2020, quien posteriormente se recuperó y regresó a casa tras vencer el Covid-19 y este padecimiento.

En el mismo mes, se diagnosticó el segundo menor con este síndrome y los casos continuaron en aumento.


LEA TAMBIÉN: «Era un niño muy especial», dice Hospital de Niños tras muerte de menor contagiado


El MIS-C es un síndrome raro en niños, pero de impacto muy alto, pues puede llevar a los pequeños a un estado crítico y producir dilataciones de las arterias coronarias del corazón como una secuela.

Según informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en 2020, solo se conoce que algunos niños contagiados de Covid-19 desarrollan MIS-C, pero se desconoce por qué sucede.

Sin un diagnóstico temprano ni tratamiento adecuado, el síndrome puede provocar problemas graves en órganos vitales, daños permanentes o incluso la muerte.

Los reportes internacionales señalan la mayoría de los niños con MIS-C tienen entre 3 y 12 años, con una edad promedio de 8 años; sin embargo, algunos casos también han ocurrido en niños mayores y en bebés.

La jefa de Infectología del HNN, María Luisa Ávila, en 2020 motivó a los padres de familias a mantenerse en alerta ante la aparición de los siguientes síntomas:

  • Dolor de estómago severo, diarrea o vómitos.
  • Respiración dificultosa, labios o extremos de los dedos azulados.
  • Alteración del estado de conciencia: Confusión o desorientación o somnolencia excesiva.
  • Brotes o moretes en la piel de aparición reciente.
  • Fiebre persistente.

Si los menores tienen alguno de esos signos de advertencia, deben buscar atención médica de inmediato en el centro de salud más cercano.

Desde el inicio de la pandemia, el HNN mantiene contacto con las redes de hospitales pediátricos del mundo, donde los especialistas discuten y acuerdan el desarrollo de tratamientos óptimos.

¿Cómo prevenirlo?

La mejor manera de ayudar a prevenir que su hijo o hija desarrolle MIS-C, es evitar la exposición al Covid-19 en su familia y enseñarle a su hijo cómo hacer lo mismo.

Recuerde los tres elementos clave: manos limpias, cara protegida con cubrebocas y distancia de dos metros entre las personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí