Foto: AMPrensa.com.
  • Esta ciudadana de oro es un ejemplo para sus familiares

Redacción – A sus 70 años, una tierna abuela de Tilarán enfrenta la pandemia bailando en su casa al ritmo de bolero, cumbia y hasta merengue.

Blanca Campos es el nombre de esta alegre ciudadana de oro, que a pesar de las enfermedades que sufre, siempre está sonriendo y buscando el lado bueno de las cosas.

La abuela es muy querida en el cantón guanacasteco, gracias a su amabilidad y gran forma de ser, que ha servido de inspiración para todos sus familiares.

Marlon Carazo, hijo de doña Blanca, asegura que su madre siempre ha hecho múltiples esfuerzos para sacar adelante a sus seis hijos.

Pero por causa de la pandemia del Covid-19, la rutina de la abuela ha cambiado de gran forma, ya que por su edad y sus padecimientos debe cuidarse el doble.


Lea también: Conozca como Nicoya se prepara para festejar día de la Anexión en medio de la pandemia


Sus familiares la han apoyado al máximo y señalan que esta fuerte mujer se ha mantenido sonriente siempre, a pesar que su vida diaria ha dado un giro considerable.

La vecina del barrio «La Ciudadela» en Tilarán, Guanacaste, ha buscado varias formas para enfrentar la pandemia. Una de ellas, es bailar en su casa.

Sus nietos e hijos apoyan al pilar de la familia, que a pesar de los problemas que ha tenido en sus 70 años, siempre ha buscado ser un ejemplo para sus seres queridos.

«No tenemos como pagar y agradecer toda la crianza, que le ha dado a sus seis hijos. El tiempo que nos criamos como niños no fue fácil para ella.

Mi padre padecía de alcoholismo y ella tuvo que sacarnos adelante muchas. Hoy puedo decir que somos personas responsables, gracias a ella. Le pedimos a Dios que nos la preste durante mucho años», señaló Marlon Carazo a AMPrensa.com. 

Foto: Cortesía.

Sin dudas, la actitud de doña Blanca es digna de admirar en medio de la pandemia del Covid -19, que ha generado gran preocupación en la población nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí