• De cada 10 mujeres diagnosticadas en Costa Rica, tres no logran sobrevivir

Redacción – Tratamientos específicos ayudan a disminuir la tasa de mortalidad por el cáncer de mama es parte de las conclusiones de las empresas agremiadas a la Federación Centroamericana y del Caribe de Laboratorios Farmacéuticos (Fedefarma), desde sus áreas de Investigación y Desarrollo.

Estas compañías han volcado todos sus esfuerzos para entender esta enfermedad y así encontrar la forma de realizar un diagnóstico y tratamiento especializado, que le permita al paciente tener una mejor respuesta y elevar la sobrevida.

«El cáncer de mama es muy complejo y nuestro reto como industria ha sido llegar al entendimiento de la enfermedad. Antes, el error era pensar que el cáncer era un padecimiento por sí solo; sin embargo, hoy en día sabemos que éste se divide en varios subtipos y que cada uno puede y debe tratarse con su terapia específica», explica la directora médica de Roche, Vanessa Campos.

El cáncer de mama ocupa el segundo lugar de cáncer más común alrededor del mundo.

En el caso de Costa Rica, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al año 2018 se registraron 1.501 casos y una mortalidad de 428 pacientes.

Esto significa que, de cada 10 mujeres diagnosticadas, 3 no logran sobrevivir.

Cada año, más de 500 mil mujeres mueren por esta causa, de acuerdo con las estadísticas del Observatorio Global de Cáncer de la OMS.


LEA TAMBIÉN: SARS-CoV-2 cerca de ser la segunda causa de muerte en Costa Rica


«La investigación clínica se convierte en el gran aliado que ha permitido determinar cuáles pueden ser aquellas terapias innovadoras a las que el paciente puede reaccionar de forma positiva. Una situación que reafirma la necesidad de que nuestros sistemas de salud canalicen sus esfuerzos hacia esta práctica», dice la Directora Ejecutiva de Fedefarma, Victoria Brenes.

De acuerdo con la especialista, gracias a estos avances médicos, se ha dejado de decir «este es el tratamiento contra el cáncer» y, ahora, se puede decir que «este es el tratamiento para este paciente que tiene un cáncer con este origen y con estas características genéticas».

Detección temprana y cumplir tratamientos

Fedefarma hace un llamado a las mujeres a llevar un control, además del autoexamen, para la detección temprana. 

«Si bien el autoexamen es una práctica que se recomienda para conocer las mamas y así notar cambios específicos, es importante que las mujeres, al llegar a los 45 años, acudan al especialista a realizarse de manera periódica la mamografía y el ultrasonido», recomienda la representante de Fedefarma.

Los expertos piden las pacientes, diagnosticadas con cáncer de mama, que cumplan con el control terapéutico que es crítico para la efectividad del tratamiento y resultados positivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí