Asesino de joven se arrepiente e intenta socorrerlo

Hechos se dieron la noche del miércoles en Escazú

Imagen con fines ilustrativos.

Redacción- Una aparente disputa entre grupos acabó con  la vida de un joven de 18 años la noche del miércoles en Escazú.

La víctima fue identificada con el apellido Araya, quien contaba con antecedentes por venta de drogas.

Según Michael Soto, jefe de planes y operaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) los hechos se dieron tras una persecución entre los dos grupos a la salida de un bar en el sector de Guachipelín.

“La víctima se encontraba con un grupo de amigos en bar, cuando llegan las otras personas con las que aparentemente tienen una disputa. Posteriormente salen al parque y es ahí donde se da una persecución que acaba con una colisión y posteriormente una disputa entre los dos hombres”

Al parecer, la víctima intentó huir, sin embargo, un hombre de apellido Madrigal, quien contaba con antecedentes por homicidio, le propinó una grave herida con un cuchillo.

Cuando llega la policía al lugar de los hechos, Madrigal intentaba revivir al fallecido en una especie de arrepentimiento.

Posteriormente, el hombre se entrega a la policía.

El caso está en bajo investigación en este momento.


Publicidad

.