Foto: Roberto Carlos Sánchez - Casa Presidencial.

Redacción.  La petición contundente de los diputados para que aprueben el préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) la hizo el presidente de la República, Carlos Alvarado,  en su discurso presidencial de este 4 de mayo dejando claro que el acuerdo es la vacuna para la estabilidad de las finanzas públicas.

«Nuevamente, no nos quedamos de brazos cruzados y actuemos. Hoy ante este Congreso está un acuerdo negociado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que es la vacuna para la estabilidad que necesitamos. La necesita el presente, la necesita la futura generación, y todas las personas a través del país.   Quiero ser categórico. No avanzar en esta agenda es el riesgo más inminente y grave que se cierne sobre Costa Rica», destacó. 

Agregó que el acuerdo con el Fondo no implica el despido de nadie. No implica reducción salarial para nadie. No privatiza ninguna institución. No toca el IVA ni grava a los más pobres.

«Pero sí reduce el gasto público, principalmente, a la vez que genera ingresos solidarios y progresivos como en el caso de los tributos a las casas de lujo, los premios de lotería, las remesas o la renta global. Genera mayor igualdad eliminando exoneraciones que benefician a unos pero a costas de los demás, y pone a las empresas públicas, las de todas y todos, a aportar para ser parte de la solución», destacó. 

Además, adelanto que para cumplir las metas, la próxima Administración deberá seguir en la ruta de rigurosidad de la hacienda pública y clara priorización de su agenda.

«No hay margen para tanteos, indisciplina o despilfarros», concluyó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí