Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. AMPrensa.com

Redacción – Miles de migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras se dirigen en caravana hasta los Estados Unidos para refugiarse debido a la inseguridad y la situación económica de su país pero el presidente norteamericano, Donald Trump, no se quedó callado y afirma que rechaza cualquier acción migratoria ilícita y lanza fuertes palabras.

«¡Cualquiera que ingrese ilegalmente a los Estados Unidos será arrestado y detenido, antes de ser enviado de vuelta a su país!», publicó en su Twitter.

Trump tiene la particularidad de que, sus opiniones más fuertes las «postea» en sus redes sociales, pues mantiene un ideal que busca exponer su posición, precisamente, ante ciertos puntos que impacten -de forma negativa o positiva- al país que tiene a su mando.

Incluso, el reconocido columnista del periódico estadounidense Washngton Post, Marc Thiessen, afirma que el mandatario podría ser el presidente más honesto de la historia moderna y destaca que es probablemente el presidente más honesto en la historia de Estados Unidos, pues ha hecho exactamente lo que dijo que haría.

El jerarca destacó en las pasadas Elecciones Presidenciales 2017 – 2020 por sus pensamientos antimigratorios y, sus propuestas que atraían a sus militantes, tenían que ver con «resguardar la seguridad ciudadana» en este país al devolver a los migrantes a su paíse de origen. Por lo anterior, algunos expertos en política afirman que los discursos de Trump son xenofóbicos.

Otro de sus ultimátums es que, si estos ciudadanos continúan con su paso de fronteras, Estados Unidos dejará de aportarles económicamente.

«Hoy hemos informado a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, u otros, viajen a través de sus fronteras y lleguen a los Estados Unidos, con la intención de ingresar a nuestro país de manera ilegal, todos los pagos que se les hagan se DETENDRÁN (FIN)!».

La Embajada de los Estados Unidos en Honduras advirtió a los migrantes sobre los peligros del viaje y señaló que este país haría cumplir las leyes migratorias con las que han trabajado durante todos estos años.

«Es difícil de creer que, con miles de personas del sur de la frontera, caminando sin obstáculos hacia nuestro país en forma de grandes caravanas; los demócratas no aprueban la legislación que permitirá las leyes para la protección de nuestro país. ¡Gran problema de mitad de período para los republicanos!», escribió.

A pesar de esto, la popular caravana, que le ha dado vuelta a toda la red, continúa su marcha a través de Guatemala para intentar llegar a la frontera con México. Empujando carros, niños, mujeres, hombres y ancianos avanzan escoltados por patrullas de la policía. Por su parte, Trump emitió la orden de que México no deje pasar a los miles.