Foto: Cortesía.
  • El CAR y las grandes canchas del León sedujeron al joven 

Redacción – Tal vez para usted el nombre de Santiago Van der Putten no se le haga conocido, pero lo cierto es que era uno de los hombres con más proyección en Saprissa, pero dejó el Monstruo para fichar con Alajuelense.

Con solo 16 años y con 1,85 metros, este futbolista nacional de padre holandés dejó Tibás para llegar al León, que se adjudica a una de las grandes joyas del fútbol tico.

Van der Putten estuvo durante varias semanas en una pasantía con el Boavista de Portugal, gracias al préstamo del Saprissa, que le dio el chance de ir a probar suerte.

Tras esa corta aventura por Europa volvió al país y decidió junto a su familia dejar el Saprissa para arribar al León y de esa forma continuar desarrollándose en La Liga.

Santiago en un partido de liga menor con Saprissa. (Foto: Cortesía). 

El joven juega como defensor central y destaca por sus condiciones, que lo han llevado a ser prácticamente inamovible de las Selección Sub-15 y Sub-17.

Inclusive, Saprissa tenía inscrito al futbolista oriundo de Escazú en su primer equipo, pero tras lo sucedido deberán quitar el nombre de su lista oficial.

No hay dudas que el Centro de Alto Rendimiento (CAR) del León fue uno de los factores que cautivaron a Santiago para cambiar el morado por el rojinegro.


Lea también: Presidente santista dice que 50% del país es morado y aplaude que Torres este habilitado


En sus redes sociales ya Santiago saca a relucir que forma parte del Equipo de su Gente, donde buscará debutar en la primera división.

Santiago no es el primero que deja Saprissa para llegar a La Liga, ya que anteriormente lo hicieron Aarón Suárez, Ariel González, Ian Lawrence y Claudio Montero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí