Fotos cortesía de: Salve Monos.
  • Este 2021 se contabilizaron siete muertes en un mismo mes

Redacción- Una iniciativa ciudadana busca que el Gobierno tome acciones para frenar la muerte por electrocución de los llamados monos «congo» aulladores.

Según denuncia la organización Salve Monos, agrupación en el Pacífico Norte Costarricense que busca proteger a estos animales, cada vez son más los casos de muerte de estos a raíz de descargas eléctricas.

Ante la reducción de su hábitat para proyectos turísticos, agrícolas, entre otros, los monos congo han sufrido las consecuencias al movilizarse de un sitio a otro dentro de su hábitat.

«Tiene que abordarse al corto, mediano y largo plazo. A corto plazo, se necesita que las cosas se hagan más rápido, cortes de árboles, construcción de pasos aéreos, entre otros.

No hay que inventar la rueda, la rueda ya está, la problemática está desde hace una década», expresó Marcela Rodríguez, representante de Salve Monos en Ocotal, a AM Prensa.

Para alzar su voz, como una manera de que el gobierno tome acciones concretas para combatir esta problemática, la agrupación creó una petición en el sitio web: change.org.

Con la solicitud se busca apoyo de la ciudadanía para exigir un alto a las muertes de estos animales.

Para el grupo, es necesario que se cumpla la normativa ambiental por parte del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) y el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).

Durante el 2020, se publicó la Guía de Prevención para la Prevención y Mitigación de la Electrocución de Fauna Silvestre. Esta fue elaborada por la Comisión Nacional de Conservación de Energía, el MINAE y otras entidades.


LEA TAMBIÉN: Mono terminó con una extremidad atorada en una lata: Sinac intenta rescatarlo


Según Salve Monos, pese a que existe una guía para atender esta situación, las acciones de las autoridades involucradas han sido muy escasas.

«Actualmente, sumamos 776 animales afectados desde el 2011 hasta la fecha. De esos casos, 474 son por electrocución, con 571 rescatados o atendidos», indicó Inés Azofeifa, directora de campo de Salve Monos a AM Prensa.

Salve Monos contabilizó este 2021, cerca de siete muertes de congos por esta causa, todas se dieron en un mismo mes.

Para la agrupación, es necesario que tanto el MINAE, SINAC, como entidades que prestan servicio de cableado y el mismo Instituto Costarricense de Turismo (ICT), se unan en la atención de la problemática, pues todos se ven afectados de una u otra forma.

Hay turistas que reportan la muerte de monos a la organización de manera periódica y esto, dice el grupo, afecta la manera en que estos visualizan a Costa Rica respecto a la protección de su fauna.

Si el turismo cae por una imagen negativa, también se verá afectada sí o sí la economía del país.

El grupo solicitó al ICT tomar acciones en la atención del problema, pero la respuesta fue «no nos compete».

Si bien hay medidas inmediatas que deben tomarse como el corte de árboles, creación de pasos aéreos, entre otros, para el grupo la única solución efectiva será siempre pensar en cableados subterráneos.

AM Prensa consultó a SINAC sobre estadísticas por muertes a raíz de electrocución en animales; sin embargo, se indicó que «son cifras que no manejan» al tratarse de una problemática que ocurre en distintos sectores del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí