• Arzobispo habló luego del tiroteo en Texas

Redacción- Un obispo católico en los Estados Unidos acusó al presidente de ese país, Donald Trump, de racista, lo que lo convierte en el primero en denunciar, de manera pública, al mandatario.

El arzobispo, Gustavo García- Siller, llamó a Trump «un hombre muy pobre», además, le pidió «detener el odio y el racismo, comenzado por usted mismo».

El comentario del obispo surgió luego de la matanza ocurrida en un Walmart en El Paso Texas, el cual  dejó como saldo 22 personas fallecidas; en este hecho, el principal sospechoso es un joven de 21 años, quien en apariencia, es autor de un documento racista y antiinmigrante en contra de la población latina.


LEA TAMBIÉN: Secuelas de tiroteo mortal en Texas: Latinos temen por sus vidas


Luego del hecho, Trump dijo que debía condenarse toda forma de racismo, fanatismo y la supremacía blanca.

«Esas ideologías siniestras deben ser derrotadas. El odio no tiene lugar en los Estados Unidos. El odio deforma la mente, devasta el corazón y devora el alma», expresó el mandatario de los Estados Unidos.

García- Siller nació en México y se convirtió en ciudadano estadounidense en 1998, informó CNN español.