Foto: Instituto de Alajuela.
  • Dice que centro educativo tuvo que dividir un nivel hasta en 20 secciones 

Redacción- Una madre alajuelense vive momentos difíciles luego de que a sus hijos se les rechazara una solicitud de matrícula en un colegio de esa provincia ante falta de cupo.

Hace 15 días, Yadira Villalobos Barrantes, se mudó junto a su familia de Tibás a esa provincia.

En conversación con AM Prensa, contó que sus hijos, un joven que va para undécimo y una adolescente para noveno, no fueron aceptados «por falta de cupo».

El centro educativo le indicó que debía procesar primero la matrícula existente para saber si se abría algún espacio para sus hijos y los de otros padres de familia que ese mismo día se apersonaron con el mismo objetivo.

«Salieron a decir al portón a los que estábamos haciendo fila que ya no había más cupo, que no entráramos a dejar papeles.

Que por el Covid-19 tuvieron que dividir cada sección de casi 40 alumnos en tres. Y que este año habían 20 secciones», comentó Villalobos a AM Prensa.

Y es que este 2021, según la modalidad de clases combinada, el MEP determinó que aquellos centros educativos con una población estudiantil muy grande, debían sub-dividir las secciones de cada nivel, pues es necesario para guardar el distanciamiento que se establece en los protocolos.

«Organizar los grupos determinando la cantidad de estudiantes que pueden ocupar cada salón de clase según disposiciones de distanciamiento de 1.8 metros.  

Se debe definir los subgrupos de personas estudiantes que asistirán juntas, según sus características contextuales tales como: zonas de traslado, condiciones físicas o de discapacidad, personas menores de edad con protección estatal, entre otras», se indica en el Plan Regresar.

Para que quede más claro, si un centro educativo, en condiciones normales sin pandemia, tiene siete sétimos con cerca de 30 alumnos por sección, en esta modalidad de clases, esos 30 alumnos deben ser divididos en subgrupos: A, B, C, de manera que la cantidad de estudiantes no sobrepase la capacidad de las aulas, bajo distanciamiento y cumplimiento de medidas sanitarias.

Este medio está a la espera de conversar con el director del colegio luego de hacer una solicitud. ACTUALIZACIÓN: pese a constantes llamadas, no se logró dar con el jerarca de la institución.

Además, ha conocido de otras instituciones educativas que están presentando este mismo problema, específicamente aquellos con poblaciones estudiantiles de hasta 2 mil alumnos.

Mientras tanto, Yadira asegura sentirse preocupada por la situación, sus hijos también lo están, pues desean regresar a las aulas.

Yadira ha probado suerte en otros dos centros educativos, pero no ha recibido respuesta, sus hijos aún no ingresan a la presencialidad ni virtualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí