Edificio oficinas centrales CCSS. Foto: Adrián Meza Cordero / AM Prensa

Redacción.  En la Comisión Especial de la Caja Costarricenses del Seguro Social, la contralora General de la República, Martha Acosta, llamó la atención sobre la débil sostenibilidad financiera que se ve agravada por la alta deuda del gobierno central con la institución.

«El Gobierno ha disminuido las transferencias corrientes que realiza a la institución, lo cual aseguró impacta  en un mayor crecimiento de la deuda del Estado, que según informó asciende a más de dos billones de colones», destacó.

Aseguró que la disminución de las transferencias corrientes provenientes del Gobierno Central, así como de otras fuentes de financiamiento  muestran un decrecimiento para el primer cuatrimestre 2021 de un 34,2%.

Acosta enfatizó que, si esta situación continúa en lo que resta del año, los ingresos corrientes se verían aún más afectados para cubrir los gastos de la institución aseguradora.

Resaltó que a marzo 2021 el  Ministerio de Hacienda no ha reconocido como deuda con la CCSS la suma de ¢2.044.222 millones, de los cuales el 81,2% corresponde al Seguro de Enfermedad y Maternidad y el 18,8% al IVM.

La diputada,  Shirley Díaz, manifestó su malestar ante la diferencia entre el gobierno central y la Caja, en el monto de la deuda y aseguró  que la parte del trabajo de la Contraloría es llamar la atención sobre ese tema.

La diputada Patricia Villegas Álvarez llamó la atención sobre las advertencias de la Contraloría sobre la situación financiera de la Caja y las consecuencias sobre la sostenibilidad de la institución.

Por su parte,  la legisladora Catalina Montero,  sugirió a la Contralora, Martha Acosta,  que los estudios tomen en cuenta el cambio demográfico que se está presentando en el país lo que  afectará las fuentes de ingreso de la institución y el uso de los recursos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí